Pampa Bar cerró sus puertas

FALLAS EN LA DISTRIBUCION DE GAS

Mientras se espera que en los próximos días reabra La Recova, Pampa Bar cierra definitivamente sus puertas, después de 32 años, por los problemas que acarrea el Edificio Pampa.
Las sillas dadas vueltas en las mesas de cuatro patas sin mantel. Platos y vasos prolijamente organizados en cajas sobre la barra de madera. Los televisores, donde se disputaban eufóricos partidos de fútbol, ausentes en las paredes.
Quedan solo algunas lámparas prendidas, las dos puertas -una sobre Avenida San Martín y otra sobre Coronel Gil- con doble llave; y un cartel estampado en una de ellas que dice: “Cerrado por pérdida de gas en el edificio”. Así se veía, durante la tarde fría de ayer, el histórico Pampa Bar.
Después de 32 años de funcionamiento, el tradicional bar céntrico de Santa Rosa, cerró definitivamente sus puertas, luego de las reiteradas fallas en el suministro de gas que hace un mes padece el Edificio Pampa.
Según ha trascendido, el dueño del local, Oscar Rastelli, ya habría indemnizado a sus empleados, y se encuentra en pleno proceso de desarme y ordenamiento para allanar el camino lo antes posible y dar por finalizada, definitivamente, una etapa en lo que respecta a las confiterías santarroseñas.

El “Pampa” en dificultades.
Los problemas que acarrea el Edificio Pampa se dieron a conocer hace exactamente 30 días. La crítica situación es producto del deplorable estado en que se encuentra la red de desagües cloacales de Santa Rosa.
En su momento, la Administradora del Consorcio de Propietarios del Edificio Pampa, Greselda Obert, había enviado una nota al Concejo Deliberante pidiendo una solución, porque según detallaba, en muchas ocasiones el agua servida comienza a ingresar a la torre, específicamente a la sala de máquinas, que se encuentra bajo el nivel de la calle.
En ese lugar están las bombas elevadoras de agua, la bomba de calefacción, la calderas a gas y la bomba cloacal. Todos esos equipos sufren daños cada vez que el lugar se inunda.
Además de esto, el edificio ubicado frente a la Plaza San Martín, tiene fallas reiteradas en el suministro de gas, que se esperan que sean por tiempo indeterminado, lo cual generó el cierre definitivo de la confitería.

Reabre La Recova, cierra Pampa Bar.
Esta situación, deja momentáneamente a uno de los tres bares tradicionales en vigencia: La Capital. Ayer se encontraba atendiendo a sus clientes de manera regular, y no detectaban diferencia alguna en la concurrencia por ser la única confitería, de las tres clásicas, que ha sobrevivido.
La clausura de Pampa Bar, se suma al cierre circunstancial de La Recova, que ya anunció, sin embargo, retomar sus actividades en “los próximas días”, cuando resuelvan los últimos trámites administrativos y algunas refacciones.
La Recova se encuentra cerrado desde el 14 de abril del 2016, y ahora la municipalidad accederá a darle la habilitación nuevamente.
El conflicto se había originado cuando integrantes de la familia Ortiz Cereceda cuestionaron la legitimidad de la propiedad que exhibía Corredera, expresando que eran condóminos del inmueble.
Se entró en un laberinto judicial, circunstancia que llevó a que la municipalidad decidiera no darle curso a una extensión de habilitación, y dispusiera, entonces, la clausura.
En su momento, habían quedado 20 trabajadores en la calle, algunos de los cuales pudieron reinsertarse en el rubro gastronómico. Ahora, tomarán entre “12 y 15 empleados”, según había revelado el propietario Antonio Corredera a LA ARENA.