¿Pampeano denunciado?

UN ESCANDALO EN LA UNC

Una grave denuncia por misoginia y acoso sexual sacude a la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) e involucraría a un estudiante pampeano. La acusación, que se viralizó en las redes sociales, apunta contra los integrantes de la cátedra de Anatomía Normal de la carrera de Medicina de dicha institución, quienes utilizaban un grupo de WhatsApp donde hablan de alumnas con comentarios de fuerte contenido sexual.
El escándalo se desató luego de que se difundieran diversas capturas de pantalla con chats en donde, al parecer, tanto ayudantes de cátedra rentados como profesionales de la salud y docentes compartían información personal sobre las estudiantes del espacio curricular y compartían mensajes misóginos y, en algunos puntos, evidenciarían casos de acoso sexual y abuso de autoridad, según informaron sitios cordobeses como ElDoceTv y Cba24N. Uno de los implicados es un estudiante pampeano que integra dicho equipo docente.
Según revelaron estudiantes a ElDoceTv, en esa área hacía tiempo que se tenía rumores de este tipo de prácticas y además relataron que habría pruebas de acoso también a alumnos de sexo masculino.
“Muchas alumnas accedían a contestar mensajes o mantener charlas por miedo a luego ser reprobadas en los exámenes”, reveló un joven que acaba de recibirse de médico y asegura que fue testigo de casos similares.
Ante esta situación, la institución académica aseguró que “ante los transcendidos en las redes sociales relacionados con supuestos casos de acoso en el ámbito de la Facultad de Ciencias Médicas, el rector de la UNC (Hugo Juri) y el decano de la Facultad de Ciencias Médicas (Rogelio Pizzi) han encomendado al director de Asuntos Jurídicos de la casa, que de inmediato se aboque a la investigación de los sucesos de que se trata”.

Acusación y mensajes.
El mensaje con las capturas -el cual se viralizó a las pocas horas de ser posteado- expresó que “estas capturas las saqué de un grupo de Whatsapp” donde “los integrantes son ayudantes rentados, de honores e incluso hay médicos adjuntos”.
“Sabrán entender todas las sensaciones que pasaron por mi cuerpo al leer estas cosas, impotencia, rabia, ganas de soltar todo. Tienen este grupo para pasarse fotos de alumnas, sin el más mínimo de los respetos ni consentimiento para cosificarlas”, se apuntó en dicho posteo.
Entre los diferentes mensajes que se pueden leer en las capturas, que por motivo de su lenguaje no pueden ser reproducidos, uno expresa lo siguiente: “Que hija de p…, imposible no tocarla borracha”, haciendo alusión a un video de una alumna que habían compartido.

FOTO: LA VOZ DEL INTERIOR.