Inicio La Pampa Pampeanos denuncian estafa con sus casas

Pampeanos denuncian estafa con sus casas

FIRMA CORDOBESA

Buscaron el sueño de la casa propia y encontraron una verdadera pesadilla: unas 270 familias quedaron a la deriva luego de haber pagado una importante suma de dinero por una vivienda prefabricada que nunca llegó. La firma involucrada es CRN Asociados. 

Casi tres centenares de familias -entre ellas cuatro pampeanas- que añoraban concretar el sueño de la casa propia, viven hoy una verdadera pesadilla tras asegurar que fueron estafadas por una empresa constructora cordobesa que comercializa viviendas prefabricadas. Aunque aún no hay números oficiales, se estima que el monto vinculado al delito sería millonario.

Los apuntados de ser los principales autores de esta megaestafa son Leandro y Juan Manuel Carrano, quienes son propietarios de la empresa constructora de origen cordobés CRN Asociados, la cual se dedica a vender viviendas prefabricadas a todo el país. Las víctimas no sólo son de la provincia de Córdoba y La Pampa, sino también de Mendoza, Santa Fe, Provincia de Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos.

La metodología consistía en ofrecer venta de viviendas prefabricadas de distintas tipologías. Los interesados debían efectuar una entrega en efectivo del 60% del valor total de la vivienda -cuyo costos oscilaban entre 300.000 y 1.200.000 mil pesos-, mientras que el resto se abonaba en cuotas. El contacto lo hacía a través de diferentes vías: teléfono, mensaje de texto y publicidad en redes sociales, principalmente en grupos de Compra y Venta.

Una vez que una persona firmaba el contrato con esta firma, debía esperar un plazo de tres meses para el inicio de la obra. No obstante, la construcción nunca comenzaba.

Operatoria

«A mí me contactan por teléfono en octubre del 2018, son de estas empresas que te llaman y te mandan mensajes. Yo tenía ganas de hacer un agregado en la quinta que tengo en un terreno en Toay, para el fin de semana. Cuestión es que hago negocio con esta empresa, CRN Asociados. Una vez que doy el sí, rápidamente quisieron hacer el contrato, que tardó unos 20 días», recordó Lourdes, una de las cuatro pampeanas que resultaron ser víctimas de esta presunta estafa, quién aclaró que esta no era la única firma a nombre de los hermanos Carrano, sino que había dos más bajo su tutela y desde donde también cometían este delito: New Level y Megaluxe.

«Ahí vinieron a hacer la relevación del terreno y, con ellos, el contrato. Pero previo a firmar el documento, ellos te solicitaban entregar un porcentaje para cerrar el negocio. Así que en el momento de firmar yo tuve que pagar el 60% de la vivienda», explicó la víctima en diálogo con LA ARENA sobre cómo realizó la operatoria. Relato que se repitió en los 270 damnificados por esta constructora cordobesa.

«La casa en ese momento (enero de 2019) salía aproximadamente 600 mil pesos, yo entregué el 60% de ese valor -cerca de 360 mil pesos-. Es más, lo había pensado, evaluado, y hasta hablé con mi abogada. Pero después pasó esto, uno hasta que no terminaba los 120 días hábiles no podía hacer nada, porque estaba fijado por contrato. Terminó ese plazo y ahí me sentí estafada», se lamentó la damnificada.

Y señaló: «Parecía todo legal, los documentos estaban certificados ante escribano público, me mandaron la factura electrónica, todos los papeles. Vos ahí no tenías cómo desconfiar. Pero pasaron los 120 días hábiles que fijaba el contrato para que se de comienzo a las obras de la vivienda y nunca vinieron a hacer la platea».

Nunca llegó

Una vez que el plazo llegó a su fin, Lourdes no tuvo otra opción que -por sus propios medios- buscar una solución a este problema. «Yo tenía todas las bonificaciones, de platea, de aberturas, todo, pero bueno… te daban todo porque después no te iban a dar nada. Pasó este tiempo, de enero que firmé el contrato a junio, y nunca aparecieron. Ahí, ya empecé a averiguar», denunció.

Llamó a la empresa, que tenía una línea de Atención al Cliente, pero ahí no logró nada. Por lo que tuvo que ampliar su búsqueda en Internet. Lamentablemente, allí llegó a la peor conclusión: había sido víctima de un delito que involucraba a casi 300 personas.
«Los estafados en sí somos cerca de 270, de los cuales cuatro somos de La Pampa: dos de General Pico y dos de Santa Rosa, entre ellos yo. Después se hicieron grupos en las redes sociales para actuar contra estas personas, lo que derivó en una gran demanda colectiva penal contra los Carrano», reveló la damnificada que, a causa de unos problemas en su salud, ella no pudo ser parte de esta primera presentación a mediados de junio. Sin embargo, afirmó que «ni bien finalice la feria judicial voy a iniciar los trámites».

La denuncia se encuentra hoy en los tribunales cordobeses y quien auspicia a este grupo de personas es el conocido letrado cordobés Carlos Nayi. Según informó el sitio Cba24N, el abogado pidió la máxima pena contra los presuntos autores de este delito y la detención de los dueños de estas empresas involucradas.

«Siguen estafando»

Pese a que los principales cabecillas de esta presunta asociación ilícita han sido denunciados ante la Justicia cordobesa, las firmas que presiden continúan operando y, es más, solicitan una «ampliación» en la inversión inicial para así «dar inicio» a la instalación de estas viviendas.

«Ellos niegan todo, siguen trabajando, siguen estafando gente. Es más, tienen dos secuaces que se comunican con uno diciéndote que se va a dar inicio a las tareas pero, para eso, necesitaban que les girara otros 75 mil pesos más para que me hagan la platea», cuestionó Lourdes, quien expresó su indignación ante este accionar: «A mí ya me pasó, lo que preocupa es que todavía estén vendiendo. Sentí mucha impotencia, porque no podes hacer prácticamente nada. Son cuatro años de trabajo, yo tenía un kiosco y lo vendí y, con esa plata, invertí en esto».

«La situación es terrible, hay muchas familias jóvenes con hijos que apostaron todos sus ahorros para tener una vivienda, es desesperante. La estafa es muy grande, los valores de las casas van desde los 300.000 pesos hasta 1.200.000 pesos», precisó la damnificada, quien aseguró que «día a día» aparecen «más personas estafadas» porque «abarcaban todo el país».