Inicio La Pampa Panaderos de todo el país declaran la emergencia

Panaderos de todo el país declaran la emergencia

CIERRES MASIVOS

Envuelta en una profunda crisis, provocada por el elevado costo de las tarifas (luz, gas y agua), la caída del consumo, la agobiante presión tributaria; y la dolarización de las materias primas; la Federación Argentina de Industrias de Pan (Faipa) decretó ayer la «emergencia nacional de las panaderías». En ese contexto, indicaron que desde 2015 a 2018 cerraron más de un millar de panaderías en todo el país.
La entidad, a su vez, denunció la falta de respuestas por parte del presidente Mauricio Macri. «El urgente pedido de audiencia al presidente, efectuado el 21 de diciembre, todavía no fue respondido. Nosotros terminamos el año llorando el cierre de más locales, y Macri no nos escucha y sigue de vacaciones en el sur», plantearon.
La situación no escapa a la industria panaderil pampeana. «Se decretó la emergencia nacional por la difícil situación que se está viviendo dado los distintos tarifazos que están viniendo y están por llegar. Algunos ya llegaron y otros están por llegar, por caso la provincia de La Pampa, donde va a haber un 50 por ciento de aumento en la tarifa de electricidad que todavía no se ha llevado a cabo», explicó en diálogo con Radio Noticias el presidente de la Cámara de Panaderos de la provincia de La Pampa, Eduardo Duscher.
-¿Están denunciando la alta presión tributaria y la dolarización de las materias primas.¿Esto es así?
-Totalmente. El tema de lo tributario no es solo en la industria panaderil sino le cabe a todas las pequeñas y medianas empresas del país. Estamos en una situación agobiante debido a que no hay forma de poder hacerle frente a los tarifazos y a lo tributario.
-¿Cuál es la estimación que hacen en cuanto a la caída del consumo?
-La caída del consumo se nota más en esta época porque para nosotros es temporada baja. Ustedes saben perfectamente que es como el helado en invierno, en esta época a la panadería se le cae bastante la venta, sumado al tema de la crisis que afronta el país se ha acrecentado un 20 ó 30 por ciento más. No se puede mantener la plantilla de empleados porque hay que achicar de todos lados. Por más que un industrial panadero quiera achicar por todos lados, lo que no le puede sacar es el sueldo al empleado, se está tratando de mantener la plantilla.
-¿Han visto durante el año pasado una caída importante de consumo, más allá del pan?
-El tema pan no es que le reditúe una ganancia o le deje algo como cree la gente. El panadero tiene una mejor recaudación cuando vende los derivados, facturas, tortas y eso ha caído de manera estrepitosa porque ya no se venden una docena de facturas como antes. Hoy estamos hablando de arriba de los 100 pesos la docena. Es tal la caída, por la falta de circulante en la calle, que se ha notado en forma muy alarmante, lo que hace que no se pueda hacer frente a la parte tributaria, nos están apretando por ahí. En el resto de las industrias pasa lo mismo.
-¿Acá en la provincia de La Pampa se han producido cierres?
-En la provincia de La Pampa se produjeron algunos cierres, pero son mínimos. Nosotros hemos estado «gambeteando» el tema de poder rasguñar en algún momento algunos precios, particularmente en la harina, y nos hemos podido mantener. Todo aquel panadero que está registrado y pagando toda la de la ley, por más que le busque precios en un articulo u otro, con las presiones tributarias es imposible tener un negocio abierto.
-¿Qué va a significar el tema de la emergencia nacional?
-Eso lo determina federación. Entiendo que se va a hacer un paro y un cierre de dos días de panaderías. Va a haber falta de productos para los consumidores. Si no nos bajan la parte tributaria, en muy poco tiempo vamos a hacer muchos los que vamos a tener que cerrar los negocios porque no le vamos a poder hacer frente a estos impuestos salvajes. No terminamos de acomodarnos y pagar los servicios y ya tenemos que pagar la parte tributaria que es algo imposible.