Panorama “desalentador”

BIBLIOTECAS POPULARES

En medio de un panorama de ajuste y crisis económica, todos los sectores sociales se ven afectados. Y en ese contexto las bibliotecas populares no escapan a la realidad, según reconocieron en la Comisión Nacional que nuclea a dichas bibliotecas.
La directora General de Coordinación Cultural, Dini Calderón, junto a Viviana Alvarez y Aurora Monacci, autoridades de la Federación Pampeana de Bibliotecas Populares, participaron de la reunión de la Junta Representativa de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) y allí se trazó ese panorama para lo que viene.
Con la presencia de delegados gubernamentales y federativos de todo el país, se realizó este encuentro donde el presidente de la Conabip, Leandro de Sagastizábal, expuso sobre las principales líneas de acción que se vienen trabajando desde la Comisión, como así también datos cuanti y cualitativos relacionados con las políticas públicas culturales del organismo para con las bibliotecas populares del país.
En este sentido, y sobre la situación económica de Conabip, De Sagastizábal planteó un panorama un tanto desalentador, ya que el presupuesto del organismo es menor en términos reales, debido al proceso inflacionario de los últimos meses. Esto traerá aparejado algunos recortes y la determinación de prioridades de gestión de las bibliotecas populares, pues no podrán desarrollar la totalidad de proyectos y acciones que tenían planificados, según difundió prensa del gobierno.
También brindó un informe de lo realizado por la gestión desde la última reunión de Junta. Sobre este punto, los delegados de todo el país plantearon un reclamo generalizado por la demora en la entrega de subsidios, ya que dichas sumas por lo general se destinan a solventar gastos fijos como pago de tasas, servicios, y alquileres, entre otros.
“El funcionamiento de la Junta Representativa es central, en tanto que el objetivo de quienes lo crearon en el marco de la Ley 23351 fue reforzar el espíritu federal de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares y que lleguen a sus autoridades las voces de las asociaciones reconocidas como tales, que se encuentran distribuidas en todo el territorio nacional. De allí que esté integrada por dos representantes de cada una de las provincias, uno a propuesta de las entidades de mayor representatividad a nivel provincial o local que nucleen Bibliotecas Populares, y otro a propuesta de los gobiernos provinciales”, se indicó.