“Parece que no quieren mostrar los efectos”

RECHAZO A PORTEZUELO

El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, señaló que existe cierto “direccionamiento” del estudio de impacto ambiental que están desarrollando las universidades de El Litoral y La Plata sobre la cuenca del río Colorado y dejó abierta la posibilidad a una presentación judicial de la Provincia por el incumplimiento en las condiciones del trabajo.
Las tareas se desarrollan para conocer el impacto de la construcción de la presa Portezuelo del Viento sobre el Colorado. La Pampa en tanto rechaza el proyecto hidroeléctrico que impulsa Mendoza con el apoyo de Nación, que ya anunció que licitará la obra en diciembre, a pesar de no contar con el estudio finalizado y aprobado.
Por pedido del gobierno provincial en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), los trabajos de las universidades son controlados por especialistas de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam). “Nos están diciendo que no se está cumpliendo con lo establecido en el contrato, y que esto no es un estudio de impacto ambiental según su analisis”, dijo Schlegel.
El secretario pampeano explicó a LA ARENA que los expertos de las universidades de El Litoral y La Plata se comprometieron a desarrollar tres talleres y a realizar un recorrido sobre la cuenca del río interprovincial, entre otros puntos que figuran en el contrato firmado, pero “no están cumpliendo”.
Siguiendo en esa línea, agregó que “no descartamos ningún camino que puede ser también el judicial” ante el incumplimiento que las autoridades pampeanas ya advirtieron en el seno del Coirco donde se debate la construcción de Portezuelo del Viento, que avanza por la presión política mendocina.

“Quiere imponer la obra”.
El secretario Schlegel manifestó que “hay un evidente direccionamiento” en el estudio para “no analizar las reales consecuencias de la construcción de Portezuelo. Hay intencionalidad y evidentemente esto forma parte de una cuestión política para favorecer a Mendoza”.
“Parece que no quieren mostrarle a las personas los efectos reales de la obra” sobre las aguas del río Colorado, siguió. El gobierno pampeano advirtió en varias oportunidades en Coirco que la construcción de la presa generará un perjuicio para la provincia, afectando la calidad y cantidad de agua del Colorado.