Inicio La Pampa Pareja repatriada de Brasil quedó en Catriló

Pareja repatriada de Brasil quedó en Catriló

JUBILADOS DE 25 DE MAYO GENERARON PREOCUPACION

CATRILO – Un video que hizo viral un comerciante de la localidad generó preocupación en los habitantes catrilenses. En las imágenes se observa a una pareja de unos 65 años, oriunda de 25 de Mayo, que llegó a la mañana hasta un comercio del pueblo a buscar agua y comida, luego de haberse bajado en el puesto caminero a la madrugada, en un colectivo en el que viajaban turistas desde Ezeiza tras ser repatriados desde Brasil, en medio de las medidas preventivas por el coronavirus.
Fuentes policiales dijeron a este diario que cerca de las 5 interceptaron en el puesto policial de la ruta nacional 5 a un micro que viajaba desde Ezeiza a Neuquén, con argentinos que habían estado en Florianópolis. Pero, debido la restricción dispuesta por el Gobierno de La Pampa el colectivo no pudo ingresar a la provincia. Solo dejaron bajar a un matrimonio de adultos mayores que residen en 25 de Mayo.
«Estas personas fueron controladas por un médico del hospital local, al que se llamó para activar el protocolo de estos casos, y se constató que no presentaban síntomas del Covid-19», señaló el vocero oficial. «La pareja se comunicó con una hija de 25 de Mayo para que la venga a buscar al puesto», agregó.
Los adultos mayores se quedaron en una de las banquinas del puesto, y mientras los dos policías que estaban controlando los vehículos siguieron con su trabajo, salieron caminando arrastrando las valijas hacia el pueblo, distante poco más de tres kilómetros al oeste.
La pareja llegó a un comercio ubicado en Roque Sáenz Peña casi Primera Junta, a media cuadra de la plaza central. Allí desde la vereda se contactaron con el dueño del local que a través de su celular filmó la situación, siempre manteniendo una distancia prudencial.
La mujer le dijo al comerciante: «Necesito agua y algo para comer, la policía en el control nos dejaron pasar. Veníamos de Brasil, de Florianópolis, llegamos a Ezeiza. Un colectivo nos dijo que nos llevaba a Santa Rosa, a Neuquén y a Bariloche».
El vecino mientras graba la conversación les asegura que les dará agua y comida, pero que debía avisar a las autoridades competentes en el tema. Enseguida la mujer le pide que no haga problemas, y que ella y su marido no se acercarían a él. Y le dijo que una hija los vendría a buscar en unas horas.
Alertadas las autoridades, una ambulancia trasladó a la pareja nuevamente al puesto caminero donde se esperaba que un familiar los vaya a buscar para llevarlos a 25 de Mayo.

Medidas.
Con todo este revuelo y preocupación que generó la situación que se viralizó a la mañana en Catriló, las autoridades municipales gestionaron una casilla y un baño químico para los pampeanos que arriban desde Buenos Aires y tienen que quedar varados esperando que los vayan a buscar. «Todos usan el baño del puesto y hay que estar permanentemente higienizándolo por prevención», indicó un vocero.
El incidente que se dio ayer desnuda la falta de efectivos policiales no solo en las comisarías sino también en los puestos camineros de la provincia. El de Catriló es clave debido a que todos los micros que salen de Ezeiza, con repatriados, hacia el sur del país viajan por la ruta 5. Por la restricción dispuesta por el Gobierno de La Pampa, todos llegan al Meridiano Quinto y de allí, para continuar viaje a las provincias del sur, regresan hasta la ruta provincial 85 (en el partido bonaerense de Pellegrini). Toman esa vía hasta la 33 y de ahí hasta la 22. Cruzan por La Adela para ingresar a Río Negro.
Según pudo averiguar este diario en el puesto caminero de Catriló hay dos efectivos por turno -de 12 horas- más el encargado (el oficial Leonardo Bader Carrizo) que tiene que estar permanentemente en el lugar. También se ha observado, en reiteradas ocasiones, al jefe de la comisaría local, Marcelo Cortes, colaborando con el puesto.