Paro de los trabajadores de VN por los despidos

TODOS LOS DISTRITOS

“Ninguno ha llegado a nuestro distrito, pero la espada de Damocles sigue igual sobre nosotros”, afirmó ayer el titular de la Asociación de Profesionales de Vialidad Nacional, seccional La Pampa, Jorge Campanile, al ser consultado por la nueva tanda de telegramas de despidos que hubo en el organismo nacional y que motivó la asamblea convocada de urgencia para ayer por la mañana. La asamblea decidió mantener el estado de alerta y movilización y pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes. “Veremos si es necesario aplicar medidas más profundas”, anticipó.
Los telegramas que el jueves salieron desde las oficinas centrales en Buenos Aires afectaron a trabajadores de las provincias de Río Negro, Chubut, San Luis, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Catamarca, y a nueve empleados del área informática de Casa Central, en la ciudad de Buenos Aires. “Gracias a Dios, hasta ahora ninguno llegó a La Pampa”, señaló el dirigente sindical, sin dejar de reconocer que el riesgo sigue latente.
La asamblea convocada de urgencia para ayer por la mañana se concretó con los trabajadores que se encontraban presentes en el edificio central del Distrito 21, ubicado sobre calle Juan B. Justo y Villegas, de Santa Rosa. “Lo que se decidió es declarar un cuarto intermedio hasta el lunes por la mañana, que vamos a tener más compañeros presentes”, explicó Campanile, recordando que la modalidad de trabajo de esta repartición hace que durante la semana la mayoría de los empleados se encuentren en sus puestos de trabajo en el interior de la provincia.
“Hoy (por ayer) éramos un grupo minoritario porque fue una asamblea convocada de urgencia”, reiteró el secretario general. Los presentes se impusieron de la nueva ola de despidos que afecta al organismo, decidieron mantenerse en estado de alerta y movilización, y continuar con la reunión el lunes a primera hora.
“Vamos a ver qué novedades hay durante el fin de semana. Por lo pronto ratificamos el estado de asamblea permanente y eso no es poco”, destacó Campanile.
Una posibilidad que señaló es que el lunes se decida endurecer las medidas de fuerza y aplicar alguna otra metodología, como ya han hecho en otros distritos. “En Casa Central, también aprobar un quite de colaboración”, indicó el secretario genera. “Veremos qué pasa de acá al lunes”, cerró.

Vialidad Nacional anunció paro por despidos
El Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (Stvyara) anunció ayer un paro de actividades en todo el país hasta el lunes próximo en rechazo de “52 despidos masivos” en la sede central de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), luego del fracaso de una reunión con las autoridades en procura de la reincorporación de los empleados.
La organización sindical, que conduce César González, indicó en un comunicado de prensa que el personal “no prestará servicios durante el fin de semana” y que la protesta se extenderá hasta el lunes, cuando una asamblea decida la profundización de la medida.
“No se discriminó a la hora de despedir trabajadores y a los 300 docentes de planta transitoria educativa con la clausura de las escuelas viales. El director del organismo, Javier Iguacel, anuncia inversiones en obras, pero en realidad vacía el organismo”, afirmó González.
El dirigente ratificó el estado de alerta y movilización del gremio, reclamó “la inmediata reincorporación de los trabajadores” y anunció la posibilidad de profundizar las medidas de fuerza, a la vez que denunció que las autoridades también “amenazan” con “la instrucción de sumarios, lo que viola el derecho constitucional de reclamar”.

Vaciamiento.
El sindicato, que integra el consejo directivo de la CGT, adelantó que trasladará las denuncias a la central obrera y dijo que “los despidos fueron abruptos, inconsultos y sin causa”, en tanto aseveró que “la decisión demostró que la postura oficial apunta a vaciar los roles operativos de Vialidad para tercerizarla y privatizarla”, puntualizó González.
Los telegramas de despido comenzaron a llegar el jueves pasado a la sede central del organismo, en la Avenida Julio A. Roca al 700, mientras la secretaria adjunta del gremio, Graciela Aleñá, afirmó que Iguacel “siente desprecio por el personal y tiene un doble discurso”.
El sindicato aseguró que los trabajadores cumplen a diario sus tareas de forma profesional y reseñó que la Resolución 458/18 de marzo último determinó “el cierre de las cinco escuelas técnicas viales que dictaban ofertas educativas a 1.200 alumnos”. (Télam)