Inicio La Pampa Paro salinero: "Hubo acatamiento total"

Paro salinero: «Hubo acatamiento total»

DESDE LA UOSA DIJERON QUE SE SEGUIRAN REUNIENDO EN ASAMBLEAS PARA VER COMO SIGUEN CON ESTE PLAN DE LUCHA

(Macachín) – Se cumplió ayer un paro «exitoso» al que había llamado la Unión Obrera Salinera (UOSA). Según le confiaron a este diario se trata de un plan de lucha ante la negativa de algunas empresas de aceptar la realidad económica en la discusión de paritarias con la Federación Argentina de Productores de Sal. El paro es contra la falta de respuestas de la federación.
«Logramos un acatamiento total, nos seguiremos reuniendo en asambleas para ver cómo seguimos con este plan de lucha», dijo el secretario general del sindicato salinero, Gastón Orellana.
El gremialista, nativo de Macachín, indicó: «No es un paro contra Compañía Introductora de Buenos Aires -productora de Sal Dos Anclas-, es para reclamar a las empresas de la federación distribuidas en todo el país, aunque cierto es que esa firma es la más influyente».
Explicó el alcance de la medida. «Los trabajadores enmarcados en UOSA concretaron un paro legal en las empresas que no aceptan hacer una revisión salarial de acuerdo a la evolución de la economía del país. Y trabajaron en aquellas que aceptaron nuestra propuesta», dijo.
Entre las empresas grandes que tienen los arreglos paritarios certificados está la que tiene sede en General San Martín. «Ese es el caso de Timbó (Celusal), que cuando la federación bajó la cortina de las negociaciones, nos llamó y reconoció viable nuestra oferta», reveló.

Pacífico.
Desde UOSA aseguraron que en Macachín, una de las fábricas de CIBA, la jornada de paro se celebró con presencia pacífica en la entrada de la planta y sin incidentes. Lo mismo ocurrió en todo el país.
Adelantaron futuras acciones en su plan de lucha. «Los compañeros nos acompañaron demostrando el acatamiento. A partir de ahora veremos cómo evoluciona el tema. Vamos a seguir analizando y considerando alternativas de lucha que tenemos, como quietes de colaboración, trabajo a reglamento o trabajo a desgano», concluyó Orellana.