Pasó “Josefina”

Un grupo de trabajadores ferroviarios llegó ayer a la tarde a General Pico, a bordo de una “zorrita” de vía, en el marco de una travesía que se inició en la zona de Bahía Blanca y que culminará a fin de mes en la provincia de San Juan. En la estación piquense fueron recibidos por el viceintendente local, José Osmar García, y luego partieron hacia Vértiz, donde hicieron noche. Hoy viajarán con destino al sur cordobés.
Ayer a la mañana, después de las 10, salieron desde Quemú Quemú, y tras hacer un alto en Dorila, donde estuvieron con la intendenta Natalia Hollman y con la comunidad educativa, completaron el recorrido hasta General Pico.
La travesía se inició el 8 de octubre pasado, desde Ingeniero White, y esperan culminarla a fin de mes en Albardón, San Juan. Iván Juárez, uno de los viajeros en “zorrita”, señaló que en 2007 empezaron con este tipo de travesías, en “defensa del ferrocarril”.
“Si bien en 2008 habíamos ido a San Juan, el puerto no había tomado la posibilidad de poder sacar las mercaderías por Ingeniero White. Ahora corren trenes de alfalfa desde Villa Mercedes, y nosotros precisamos que la zona de Cuyo le pueda abrir la oportunidad al puerto de Ingeniero White. Así buscamos abrir una nueva puerta para sacar los productos. Lo que se hace por Rosario o Buenos Aires, que se tenga la alternativa de hacerlo por el puerto de Ingeniero White”, dijo.

Tren y camión.
Durante estos viajes, la “zorrita” alcanza una velocidad de entre 25 y 30 kilómetros por hora, y llegaron a recorrer hasta 200 kilómetros en un día.
El objetivo es “demostrar que el tren es necesario”, tanto el de pasajeros como el de carga. Y en este sentido remarcan, que el transporte de las mercaderías se deben hacer de forma conjunta a través del tren y del camión.
“Para competir internacionalmente con los productos, necesitamos tener un flete barato y el tren lo da. Tenemos que apuntar a que sea por tren y camión, y entre los dos bajar los costos y sacar los productos a nivel internacional”, dijo.

Pasajeros.
Por su parte, el viceintendente García subrayó que este grupo de ferroviarios no hace más que demostrar que “las vías están para ser recorridas”.
En este punto recordó el reclamo que se lleva adelante para que se reanude el servicio del tren de pasajeros que llegaba desde Retiro hasta La Pampa, y que fuera suspendido hace más de dos años, por la rotura de los puentes ubicados sobre el río Salado y sobre el arroyo La Clarita, en provincia de Buenos Aires.
La lucha nuestra es el retorno del tren de pasajeros. Hay una parte de la sociedad que lo necesita porque es su único medio de transporte posible. Al tren se lo mide por el costo del pasaje pero hay que medirlo por lo que significa su paso para las economías de los pueblos”, agregó.

Zona Franca.
Por último señaló que se insiste por establecer una conexión ferroviaria entre la Zona Franca de Pico y el puerto de Bahía Blanca. “Estamos insistiendo desde hace mucho tiempo de que la conexión de la Zona Franca con Bahía Blanca, tiene que ser a través de la parte ferroviaria”, indicó.
“Estamos de acuerdo con que eso se tiene que negociar con Ferroexpreso que es el concesionario, pero en el caso de San Luis, tuvieron que mejorar su infraestructura de vía y ahora están sacando un especial de alfalfa por mes hacia el puerto de Bahía Blanca. La política tiene que ser de carácter multimodal, y en el caso de la carga tienen que existir los nodos de transferencia, para que las largas distancias las haga el tren y las cortas distancias las haga el camión”, finalizó.