domingo, 22 septiembre 2019
Inicio La Pampa "Patilla": a juicio

«Patilla»: a juicio

CASO DE ABUSO EN EL CLUB MAC ALLISTER

Un ex entrenador de divisiones inferiores de un club de fútbol de la capital pampeana será sometido a juicio oral y público en el marco de una causa por un presunto abuso sexual agravado de un menor de 13 años durante un torneo que el equipo disputó en el 2017 en la localidad bonaerense de Médanos, informaron fuentes judiciales a la agencia Telám. Se trata de Héctor «Patilla» Kruber de 67 años, quien se desempeñaba como técnico en las divisiones inferiores del Club Mac Allister, institución encabezada por los hermanos Patricio y Javier Mac Allister, y quien se encuentra detenido desde el 11 de abril del año pasado.
Fuentes judiciales informaron ayer que el Tribunal Oral en lo Criminal 2 comenzará el próximo jueves 25 de abril el debate oral y público por el cual ex entrenador infantil se encuentra acusado por el delito de abuso sexual agravado por encontrarse a cargo de la guarda del menor en términos del artículo 119 del Código Penal. «La audiencia se realizará a las 9.30 en una de las salas ubicadas en el Palacio de Tribunales ubicado en Estomba 34», agregaron las fuentes.
Según la causa investigada por la fiscal de Delitos Sexuales, Marina Lara, el episodio ocurrió entre el 16 y el 19 de febrero del 2017 en momentos en que el menor de 13 años se encontraba alojado junto a sus compañeros del club de fútbol Mac Allister en un hotel de la localidad bonaerense de Médanos. «En un momento dado y según la causa, el chico se quedó sólo y junto con el entrenador, quien le efectuó masajes en las piernas como así también para rozarle con las manos los genitales», señalaron las fuentes.

Investigación.
La investigación se inició a partir de la denuncia contra el ex entrenador presentada por la madre de la adolescente ante la Justicia pampeana, pero luego pasó a Bahía Blanca por una cuestión de competencia, ya que es la jurisdicción donde habrían sucedido los hechos.
Los voceros señalaron que el propio Kruber declaró el año pasado ante la fiscal donde «negó los hechos y que en el hotel donde estuvieron alojados no era el único adulto ya que también había otros padres». Las fuentes con acceso al expediente indicaron también que Kruber dijo en su declaración que en el hotel «había varios padres de los jugadores, que si bien no dormían allí estaban todo el día». Y, añadieron que «Kruber dijo además que nunca le había hecho masajes a los menores como así también que no hizo que se bañaran en su habitación».
En medio de este escándalo que causó temblor dentro del club santarroseño y a pesar de que la causa continúa su curso legal, los hermanos Carlos Patricio y Carlos Javier Mac Allister, este último líder del PRO pampeano, no sólo intentaron minimizar el hecho denunciado, sino que intimaron a la mamá denunciante para que «deje de divulgar falsedades».

«Masajes de relajación».
De acuerdo con la denuncia, Kruber le sugería a los chicos del equipo que dirigía que duerman «desnudos», los tocaba en sus partes íntimas durante «masajes de relajación» y se quedaba con las llaves para ingresar por las noches a las habitaciones, entre otros hechos.
Kruber dirigió divisiones inferiores desde los años 80 en varios clubes de la capital pampeana: trabajó en All Boys, Belgrano y Atlético Santa Rosa y «descubrió» a jugadores que llegaron a primera división del fútbol argentino, entre ellos a los hermanos Mac Allister, fundadores del club.

Una madre intimidada.
A fines de diciembre año pasado, en plena carrera electoral, la madre del niño que denunció a Héctor «Patilla» Kruber por abuso sexual, divulgó un video en donde reveló que fue intimada por los hermanos Patricio y Carlos Javier Mac Allister, este último -en ese entonces- precandidato a gobernador del PRO en La Pampa, para que «deje de divulgar falsedades».
En el video, la mujer denunció que «a dos años de todo lo que pasó, acabo de recibir una carta documento de los hermanos intimándome a que deje de divulgar falsedades y otras cosas más. Les quiero decir que no, no voy a parar. El daño moral que permitieron que nos haga este señor es muy alto, ya no tengo nada que perder ni miedo a nadie».
A su vez, advirtió que la carta documento llegó un día antes de la realización de una audiencia de conciliación a la cual, paradójicamente, ninguno de los hermanos fundadores del club santarroseño se presentó. Sin embargo, sí estuvo presente el representante legal de los ex futbolistas. Es así que, paralelamente al juicio contra «Patilla», la madre denunciante deberá afrontar un juicio civil por daño moral.