viernes, 24 septiembre 2021
Inicio La Pampa Pechín tenía razón: el PRO no puso plata

Pechín tenía razón: el PRO no puso plata

ELECCION LEGISLATIVA

Los informes de financiamiento de la campaña presentados ante la Justicia Electoral dan cuenta de que la alianza Juntos por el Cambio, impulsada principalmente por el radicalismo y el macrismo, contó con escasos ingresos, se financió en su mayoría con fondos públicos y no recibió aportes de otros órganos o distritos.
El conflicto y las versiones cruzadas por los fondos de la campaña entre la UCR y el PRO, desatado por las polémicas declaraciones de Diana Bonifacio, motivaron una consulta de los informes de financiamiento que se tramitan en la Secretaría Electoral del Juzgado Federal local.
Según la documentación a la que accedió LA ARENA, en el caso de la alianza Juntos por el Cambio, el fondo para la campaña podría calificarse de austero, ya que para las elecciones nacionales de 2019 se dispuso de un total de $ 1.141.466,26 y se gastaron $ 1.141.992,07, un número menor en comparación con el Frente de Todos.
Es que por el lado de la fuerza que llevó como candidatos para diputados nacionales a Hernán Pérez Araujo y Carmina Besga, los ingresos para la campaña ascendieron a un total de $ 6.733.187,14 y los gastos fueron de $ 6.731.573,15, dejando un superávit de $ 1.613,99.

¿Sin aportes del PRO?
Con respecto a los ingresos para la campaña que tuvo como candidato al radical Martín Berhongaray, en el informe de financiamiento se aclara que del total de los fondos, $ 750.230,99 corresponden a «aporte público», mientras que los restantes $ 391.235,27 son «contribuciones y donaciones privadas» realizadas únicamente por personas humanas. Entre ellas, se encuentran algunos dirigentes como el ex titular del PAMI, Enrique Juan, o el ex concejal, Félix Villatoro.
El dato más llamativo está relacionado a los «aportes y transferencias de otros órganos o distritos». En este ítem, según explicaron desde el Juzgado Electoral Federal local, se debe especificar si hubo fondos que llegaron de otro partido, de otra provincia o, por ejemplo, de la fuerza a nivel nacional. «O bien alguna alianza de distrito recibe del partido de acá», agregaron.
En este caso, en el informe de Juntos por el Cambio se detalla que este tipo de aportes fue de «$ 0,00».
A su vez, la documentación correspondiente al financiamiento de la campaña no fue presentada de manera individual por el PRO ni por la UCR, por lo que no se pueden contrastar si hubo gastos aparte realizados por fuera de la alianza.
De esta manera, parecerían confirmarse las declaraciones del titular del Comité Provincia, Julio «Tito» Pechín, quien manifestó que «no hubo plata del PRO».

El PJ «bancó» la campaña.
Por el lado del Frente de Todos, los números reflejan la importancia de la estructura del Partido Justicialista, que indiscutiblemente lideró la alianza que logró la elección de Hernán Pérez Araujo como diputado nacional.
Con respecto a los ingresos de campaña, los aportes públicos representaron un monto menor: tan sólo $ 585.853,10. El grueso mayor de los fondos vinieron de «aportes y transferencias de otros órganos o distritos».
En la documentación presentada, este ítem es de $ 6.147.334,04, los cuales fueron aportados por el Partido Justicialista Distrito La Pampa. El resto de las fuerzas que también presentaron sus informes figuran con «$ 0,00» aportados, algo que también ocurre con algunas de los partidos que integran Juntos por el Cambio.