Pedehontaá acusó a Nación de no evitar los 73 despidos

EL AJUSTE EN ALPARGATAS-SANTA ROSA

Pedehontaá, en diálogo con LA ARENA, cargó contra el responsable local del Ministerio de Trabajo, Santiago Bertone, por la forma cómo se resolvió la situación de los 73 operarios de Alpargatas despedidos durante el mes pasado. “Si el encargado del ministerio dice que los despidos de Calzar son lógicos y es algo común que pasen, ¿qué podemos plantearle a alguien así que considera que los despidos están bien, que así es el sistema?”.
El subsecretario continuó: “Nación dice que le van a dar al nuevo empresario que los tome (a los despedidos de Alpargatas) cuatro mil pesos de subsidio más un fondo que hace más o menos la mitad del salario.¿Por qué no me dieron esa herramienta a mí y yo negociaba con la empresa para que no echara a esos empleados?”.
“Se podría haber logrado una reducción horaria, que siguieran trabajando cobrando ese subsidio y esperábamos seis meses”,añadió Pedehontaá.
Recordó que días antes de conocerse los despidos “directivos de la empresa se sentaron conmigo y me invocaron que los despidos eran porque se terminaban los programas Repro, por el cual (Nación) les ponía 3 mil pesos por empleado y mantenían la fuente de trabajo. Mirá lo que se pudo haber hecho si Nación hubiera puesto ese dinero para la mitad del salario”.

Advenedizos.
Retomando sus críticas contra Bertone, el subsecretario afirmó: “El problema es que hay advenedizos en la política, como este señor Bertone, que no conoce cómo funciona el sistema. El lo mira desde la óptica de la patronal, con un sentido donde la ecuación económica es que dos más dos son cuatro y medio, para que ganen ellos”.
-En síntesis, ¿Si Provincia hubiera contado con esos fondos nacionales, podrían haberse evitado los despidos?
-No sé si tiene sentido hablar de esto ahora, pero cuando tengo el problema de Calzar dos días antes me traté de comunicar con las autoridades (de la empresa) y me dijeron que después me llamaban y no lo hicieron. Dos días después se juntan con los trabajadores y les ofrecen, vía Bertone, casi el 50 por ciento del salario. Si Nación me daba esa herramienta, lógicamente me hubiera sentado con los empresarios y le decía al gremio que debía hacer un esfuerzo, reestructurar la carga horaria, que todos ganen un poco menos, pero que todos puedan conservar el empleo y en seis meses volvemos a hablar. Remarco, no perdían el empleo, porque ahora tenemos a 73 personas capacitadas en industria textil que andan buscando una changa de albañil. Yo podría haberme comunicado con Nación y si me ofrecían el aporte del 70 por ciento del salario, bueno, hagamos una mesa con Nación, Provincia, gremios y empresarios donde cada uno ponía.
– Si con un Repro de 3 mil pesos, Alpargatas pudo retener a los trabajadores, con el 50 del salario que prometió Bertone a los ex empleados,¿no se pudo mantener esos empleos?
-Claro, porque de esa forma se podría pasar la peor etapa de la empresa, que son los tres o cuatro meses de invierno que baja la producción, y esperar una reactivación.

“Los telegramas pueden ser más”
Pedehontaá se refirió al artículo del economista Juan José Reyes, sobre la cantidad de telegramas de despido en Santa Rosa durante los primeros cinco meses del año. “Los telegramas en cuestión (3.575) sólo aluden a los de la empresa estatal (Correo Argentino), porque hay otras empresas privadas que también realizan esas notificaciones”.
“Los telegramas de despido pueden ser muchos más que los 3.700 citados en el artículo”, aclaró el funcionario.
Sobre el tema de Alpargatas (por el que criticó a las autoridades locales del Ministerio de Trabajo), dijo que “estamos viendo si podemos gestionar puestos de trabajo (en el sector privado), algo que conversamos permanentemente con el gremio (AOT)”.
La Subsecretaría de Trabajo realiza todos los viernes un relevamiento de consultas a distintas empresas por si piensan tomar gente, pero no hay expectativas, ahora se ha parado”.
“El panorama laboral en La Pampa es conflictivo, como ocurre en todas las micro-regiones del país. Acá no hay obras públicas nacionales, pero a su vez no ha aumentado en gran escala el desempleo porque han habido otras herramientas como el auto-empleo, que no es empleo formal”.
Pedehontaá añadió: “Todavía el empleado público va a cabeza a cabeza contra la inflación, todavía estamos en la pelea, pero se va a terminar poniendo muy difícil la situación. El lunes hubo ocho despedidos en Senasa, que es gente calificada”.