Pedidos de ayuda social se duplicaron en Trenel

SILVA ANUNCIO DIEZ VIVIENDAS

El ensombrecido panorama que presenta el tejido social más vulnerable se reitera de pueblo en pueblo de nuestra provincia. En Trenel y con números en mano, el intendente Juan Antonio Silva afirmó que en los últimos meses se duplicó el pedido de ayuda para afrontar el pago de las boletas de los servicios de luz y gas y el número de asistentes al comedor escolar.
En diálogo con LA ARENA, Silva destacó que la situación está controlada en conjunto con el gobierno provincial y destacó que con las fuentes de trabajo que hay en la localidad eso no falta pero lamentó no poder encarar obras por la falta de recursos y la necesidad de priorizar el bienestar de la gente. Anunció que construirá diez viviendas mediante el plan del IPAV.

Más demanda.
“Esta mañana la dediqué a atender gente, la situación está muy difícil”, dijo el intendente y comparó el cuadro con el 2001. “En aquella ocasión las tarifas no estaban tan arriba, pudimos controlar de otro modo el problema, pero ahora la gente viene a pedir ayuda porque no tienen para pagar la luz y el gas”, añadió. Afirmó que a esa gente “hay que ayudarla, aquí no les pagamos todo pero aportamos para que puedan llegar. Así estamos paliando la situación, porque a otros no les alcanza para el alquiler y también ha crecido el número de asistentes al comedor”.
Números en mano, Silva informó que “pasamos de 70 a más de 120 personas y a eso sumamos las viandas que le llevamos a la casa a gente mayor, jubilados y pensionados a los que tampoco le dan los números”. A eso agregó “las compras que hacemos de mercadería, hemos duplicado la cifra que gastamos, en parte por la inflación y en parte por el aumento de la demanda”.
“Todo el doble”, sintetizó y recordó “es el momento más difícil y ya tengo varios períodos como intendente, pero tan mal como ahora las cosas no las hemos visto”. Analizó que “el municipio está bien, su funcionamiento no peligra, pero esta situación nos hace que tengamos que atender esta emergencia resignando algunas otras cosas que nos gustaría hacer, incluidas algunas obras que se pueden concretar con recursos propios”.
Destacó “el permanente apoyo del gobierno provincial, desde Asuntos Municipales y otras áreas. Nos acompañan siempre”. Y destacó que “por ahora la situación es buena en cuanto al trabajo, no falta porque hay varios emprendimientos pequeños y el campo que contienen a la gente”.

Viviendas.
“Ya tenemos parte de los materiales, hemos ido comprando para que no se encarezca, pero ahora con la suba del dólar nos complica el tema del hierro y los perfiles. Estamos pensando en tirantes de madera”, dijo respecto de la decisión de encarar la construcción de 10 viviendas a través del nuevo plan lanzado por el gobierno provincial.
En terrenos municipales, la idea de Silva es “aprovechar el aporte del gobierno y una plata que ponemos nosotros. Y esperamos el aporte de los beneficiarios, con algo de dinero y con trabajo a la manera del viejo plan de esfuerzo propio y ayuda mutua. Es la forma que hoy encontramos para que la gente tenga su casa, algunos ya han depositado algún dinero con ese fin”.
En una primera etapa irán por diez unidades, “y ya hemos empezado otras dos, con el mismo mecanismo”. Los fondos comunales han mermado, en parte por la baja en el índice de coparticipación y en parte por la desaparición del fondo sojero, “eso suma más de seis millones de pesos al año que se sienten y achica la posibilidad de hacer obras y otras cosas porque eran de libre disponibilidad. Eso nos mató un poco, pero nos manejamos con prudencia y vamos de a poco pudiendo avanzar”, expresó.
Por el otro lado celebró “la buena actividad que tienen los cuatro feed lots que hay en la zona y el movimiento del cereal. Se están sacando muchas guías y está ayudando mucho”, reveló. Esas explotaciones y el frigorífico local demandan mano de obra local y también “vemos que hay gente de afuera, mendocinos e incluso de Bolivia que vienen a trabajar buscando mejores condiciones. Para Trenel eso es importante, tener fuentes de trabajo”, aunque también dijo que “se nota mayor demanda en el municipio y otros servicios del estado, como salud, por los problemas sociales que tienen”.

Obras en marcha
Con un aporte del programa Propays, en Trenel llevan adelante una obra de ampliación de las redes de agua potable y cloacas. “Es para un predio recién loteado, unos cuarenta terrenos en los que ya hay gente construyendo su casa y necesitan los servicios. Es importante porque crece el pueblo y porque genera también mano de obra en la construcción”. Silva indicó que también trabajan en obras de cordón cuneta en varias cuadras de la periferia del pueblo y un alcantarillado para permitir el paso de camiones “para que no tengan que entrar por el asfalto y deteriorarlo”, finalizó.