domingo, 19 septiembre 2021
Inicio La Pampa Pedirán reapertura de la causa

Pedirán reapertura de la causa

ACTO A 16 AÑOS DEL FEMICIDIO DE ANDREA LOPEZ

Así lo confirmó su madre, Julia Ferreyra, quien anticipó que se volverá a reunir con el subsecretario de Derechos Humanos, Juan Pablo Fasce, para formalizar el reclamo y luego presentarlo en la Justicia
Se cumplió un año más del femicidio seguido de desaparición de Andrea López. Ya son 16 años y la familia aún sigue en la búsqueda de una respuesta a una pregunta trascendental: ¿Dónde está Andrea?
Hasta ahora no ha alcanzado la condena a 18 años de prisión contra su femicida, Víctor Purreta, dictada en 2014, ni la recompensa a quien aporte información emitida por el gobierno, y que ha recibido aumentos en el monto a lo largo de los años, para llenar el vacío que dejó su ausencia.
Por estos motivos, la familia de Andrea López pidió que se reabra la causa para continuar con la búsqueda su cuerpo. Así lo confirmó su madre, Julia Ferreyra, quien anticipó que se volverá a reunir con el subsecretario de Derechos Humanos, Juan Pablo Fasce, para formalizar el reclamo.
Julia dialogó con LA ARENA en el acto que se realizó ayer en la Ciudad Judicial, donde participaron diversas organizaciones, militantes y funcionarios municipales y provinciales. «Sigo reclamando que encuentren el cuerpo de Andrea, que sea reabierta una causa para que sea buscado, para que alguien que tenga algún indicio lo aporte al Juzgado», indicó.
A su vez, comentó que mantuvo una reunión con el subsecretario de Derechos Humanos y que le pidió que «sea buscada nuevamente Andrea en la quinta que era de (Martín) Pinto, donde hicieron una pileta de natación. Pido que sea buscada ahí».
En ese sentido, anticipó que «ahora voy a tener una nueva reunión para hacer ese reclamo. Primero lo vamos a hacer en Derechos Humanos», y luego en la Justicia.

Un símbolo.
«Nosotros tratamos de estar lo mejor posible», explicó Julia, sin dejar de reconocer el dolor porque «en una fiesta o en un cumpleaños hay alguien que te está faltando. Vivimos y estamos como podemos».
De todas maneras, confesó que el acompañamiento de la sociedad, principalmente del movimiento feminista, la «enorgullece» porque sirve para que «otras mujeres que sean ayudadas y que no haya más Andreas».
«Eso es para mí me enorgullece, que las mujeres se vayan juntando más para que no haya más muertas», remarcó.
A su vez, se mostró agradecida porque el rostro de Andrea «está en los carteles y en las remeras», lo que mantiene la memoria viva. Esto se debe a que la imagen de la joven se convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia de género y la explotación sexual.

«Que se siga buscando».
Por su parte, la integrante de la organización Colectiva Feminista Abolicionista «Todas Somos Andrea» que convocó a la concentración, Mary Zerbino, expresó que «el cuerpo todavía no apareció y la causa se cerró. Entendemos que tiene que haber una decisión política del gobernador para que se reabra la investigación y se siga buscando».
En declaraciones a Radio Noticias, recordó que «tras el juicio que se hizo en 2014, donde la Justicia determinó la culpabilidad de Purreta en la muerte de Andrea, automáticamente se dio por cerrado el caso». En ese sentido, reiteró el pedido para que la investigación se reabra al considerar que la no aparición del cuerpo como «una deuda del Estado y la Democracia».
También enumeró una serie de irregularidades por las que consideran que «no fue una investigación bien hecha», entre ellas, negligencia, pérdida de pruebas y exposición de la familia a situaciones como el reconocimiento de cuerpos sin resultado.

Pedido.
«Le hemos mandado una carta al gobernador Sergio Ziliotto y estamos esperando una respuesta. Queremos saber cuál es su posición política en torno a esta situación de la falta de investigación y el hecho de que después del fallo de 2014 no se haya producido la búsqueda del cuerpo», sostuvo Zerbino.
Además, agregó: «La familia de Andrea y la sociedad toda reclaman una deuda pendiente, sobre todo pensando en la familia y cómo se hace el duelo, cómo se cierra el capítulo y se sigue adelante. Necesitamos saber qué pasó con ese cuerpo tan querido desde toda nuestra memoria colectiva, porque ella se ha convertido en nuestra hija, hermana y amiga, es increíble lo que nos sucede con Andrea».
Por último, la integrante del colectivo feminista afirmó que, pese a no tener pruebas, está convencida de que Purreta no es el único que sabe la verdad respecto de qué pasó con el cuerpo de Andrea López. «Con toda esa investigación, con relatos y testimonios contundentes, cómo no se pudo lograr que alguien cuente dónde está. Me parece imposible que la gente de su entorno más cercano no sepa qué hizo con el cuerpo».
Y cerró: «Hay una persona que sabe, y es más, creo que son varias personas. La gente del entorno más cercano de Purreta en algún momento ha sabido qué pasó».
Por la desaparición y la muerte de la joven, la Cámara criminal de Santa Rosa condenó a 18 años de prisión a Purreta, tras no tener dudas de que golpeó y mató a López. Esa condena se unificó con una anterior por lo que finalmente recibió 25 años.

Acompañan a la familia
Días atrás, el subsecretario de DD.HH., Juan Pablo Fasce, se reunió con Julia Ferreyra, madre de Andrea, a quien le ratificó el acompañamiento del área. «Andrea López se ha convertido en un símbolo pampeano de la lucha contra la violencia contra las mujeres. Es un deber del Estado provincial acompañar este reclamo y seguir buscando a Andrea. Su familia necesita paz después de tanto tiempo», aseguró Fasce. Enenero, el Gobierno provincial decidió aumentar la recompensa a $ 500 mil a quien aporte datos vinculados con la localización de Andrea López.