Inicio La Pampa "Pensábamos que se iba a descontrolar"

«Pensábamos que se iba a descontrolar»

El fin de semana largo en conmemoración de un nuevo aniversario por la batalla de la Vuelta de Obligado fue un éxito en la localidad balnearia de Monte Hermoso, donde por primera vez se habilitó el ingreso de propietarios no residentes. «Pensamos que todo se iba a descontrolar pero no hubo problemas», declaró ayer el secretario de gobierno de la localidad, Hernán Arranz.
En declaraciones a la radio LU2 de Bahía Blanca, el funcionario se mostró conforme con el comportamiento de las personas que el fin de semana ingresaron a la localidad que estuvo cerrada durante varios meses y recién ahora permitió la entrada de propietarios que no viven allí.
«Entró una gran cantidad de gente, no hubo problemas y se tomaron todos los cuidados necesarios», sostuvo el funcionario al tiempo que agregó que «el viernes fue el día de mayor movimiento, con unos 1.000 autos que ingresaron por el fin de semana largo a la localidad balnearia».
Para los pampeanos y pampeanas, Monte Hermoso es una de las playas más elegidas para vacacionar desde hace décadas. Y este verano seguramente lo seguirá siendo debido a que la semana pasada el gobierno provincial la incluyó entre las localidades permitidas para viajar sin la necesidad de hacer cuarentena en el regreso a La Pampa.
Sin embargo, este diario publicó como recomendación a las personas interesadas en viajar que antes de hacerlo consulten cuales son las restricciones de cada lugar, ya que en casos como Monte Hermoso solo pueden viajar los pampeanos que tengan una propiedad allí. Eso será hasta el primero de diciembre, cuando se habilite el turismo general.
«Nos veníamos preparando desde hace mucho tiempo para este momento, tanto con los vecinos como los comerciantes. Los comercios de Monte Hermoso trabajaron mejor que como venían trabajando. Lo que nos preocupa para el verano es la nocturnidad, por eso vamos a trabajar fuertemente con la policía para evitar las fiestas clandestinas», concluyó Arranz.