Inicio La Pampa Petroleros se reunieron con Kulfas y Moroni

Petroleros se reunieron con Kulfas y Moroni

NACION CONVOCO A EMPRESAS

Ayer al mediodía los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el de Trabajo, Claudio Moroni, se reunieron con los gremialistas Guillermo Pereyra titular del sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, La Pampa y Neuquén; y Manuel Arévalo, del sindicato de Petroleros Jerárquicos. El tema fue el conflicto entre patronal y los trabajadores en el que hay casi 2 mil puestos laborales en juego en Vaca Muerta. Lo más saliente es que desde el área de Trabajo convocarán a un encuentro entre el sector empresario y los sindicatos.
La situación entró en un cuello de botella en los últimos meses cuando Macri, tras la derrota electoral a manos de Fernández, congeló los precios de los combustibles y puso al sector en alerta. Como efecto colateral las patronales mandaron telegramas de suspensiones y despidos a 1.847 trabajadores.
Pereyra reveló parte del contenido de las negociaciones con Kulfas y Moroni. «Planteamos que no vamos a tolerar despidos ni suspensiones y que se analice el tema del congelamiento de las tarifas de combustibles, que son clave para que no se frene la industria hidrocarburífera y establecer un sistema de retenciones móviles atadas al nivel de inversión de cada empresa: a mayor inversión menores retenciones», explicó.

Petroleros movilizados.
En los últimos días, Pereyra puso a sus representados en pié de guerra. Encabezó asambleas informativas en varias localidades del área que representa, es decir Río Negro, Neuquén y La Pampa. Pero el próximo jueves 23 de enero, convocó a una asamblea general en la ciudad de Neuquén. Piensa mostrar su poder de fuego juntando a unos 20 mil petroleros, e invitó a intendentes, legisladores y confirmó que estarán presentes el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras.
El resultado inmediato de esta reunión en Nación es que, Moroni se comprometió a convocar para el lunes a una reunión con las empresas petroleras y los sindicatos. Desde fines de diciembre, cuando las partes accedieron a una «conciliación voluntaria», cuyos efectos vencen el 28 de este mes, no ha habido avances en relación a los telegramas de despidos, suspensiones y reducción de la actividad. El sindicalista Guillermo Pereyra denunció que a pesar del compromiso asumido, «no recibimos ni una llamada de parte de las empresas operadoras y de servicios».