Pide que no haya restricción para retomar la convivencia

VIOLENCIA DE GENERO EN VICTORICA

Un joven fue condenado a seis meses de prisión en suspenso por el delito de lesiones hacia su pareja. La jueza de control de Victorica, María Liz Figueroa Echeveste, condenó a Alan David Martínez Tortosa, un comerciante de 27 años, a seis meses de prisión en suspenso por lesiones leves, por haber sido cometidas contra la persona con quien ha convivido y mantenido una relación de pareja, en el marco de la ley 26485 de Protección Integral contra la Mujer.
Lo curioso del caso es que la mujer dio su consentimiento para la condena, pero pidió que no se le aplicara una restricción de acercamiento, ya que tiene intenciones de retomar la convivencia con el acusado, de acuerdo con lo informado ayer por la Oficina de Comunicación Institucional del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa.

Los hechos.
El 6 de noviembre del 2017, en horas de la madrugada, el acusado discutió con su pareja y le propinó “golpes de puño en el rostro y la cabeza, ocasionándole equimosis y edema ocular, eritema y congestión ocular derecha, equimosis y edema en ambos labios”, según asegura el certificado médico anexado al expediente.
La jueza, a su vez, exigió reglas de conducta por dos años como parte de la condena de Martínez Tortosa. El imputado debe fijar residencia; someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal; cesar en los actos de perturbación o intimidación que directa o indirectamente afecten a la víctima; y realizar un tratamiento psicológico, según indica el fallo.
La damnificada otorgó su consentimiento, especialmente en lo referido a los actos de perturbación, pero solicitó que no se le aplique una restricción de acercamiento, debido a sus intenciones de retomar la convivencia con el acusado.