Inicio La Pampa Pide solución habitacional

Pide solución habitacional

MUJER RECIBIO NOTIFICACION DE DESALOJO

Una joven madre recibió la orden de desalojar la vivienda social en la que habita desde hace cinco años y reclama una solución para no quedar en la calle.
Susana Cagliani explicó su situación a LA ARENA y comentó que «hace cinco años que estoy viviendo acá», desde que «se entregaron las casas el 22 de diciembre del 2014. Me mudé a la casa apenas se entregaron, yo estaba alquilando anteriormente, y la prima de mi ex marido me pidió si yo quería venir a vivir acá. Yo tenía a la nena recién nacida y me dijo si yo quería habitarla, que ella no iba a vivir a la casa».
La joven aceptó y se mudó. Sin embargo, contó que «hace dos años ella me mandó un mensaje, me pidió la casa y yo le planteé la situación. Mi nena empezó en 2015 con problemas de salud, después se le diagnosticó reflujo vesicular grado 3 y ahora tiene problemas en los riñones».
Por estos motivos, afirmó que «hace dos años que estoy yendo al IPAV, para que me den una solución. Yo planteé que ella no vive acá, llevé fotos, firmas de los vecinos, y nunca una asistente social vino a verificar que realmente yo viví siempre acá en la casa. Jamás lo hicieron, siempre me dijeron que tenía que esperar que me hagan la visita».
Lo más grave, según comentó, ocurrió hace dos meses cuando le llegó «una orden de desalojo, pero a través de fiscalía. Me presente al IPAV con esto, contesté la demanda que ella me manda, y lo que ella manifiesta es todo lo contrario».
«En el IPAV me dijeron que tenía que esperar. La casa está en irregularidad, me dijeron que tengo que esperar, porque a ella le hacen una intimación para que habite la vivienda, al insistir tanto con la intimación, ella me intima a mí ahora».
Además, precisó que le cortaron los servicios. «Es imposible con una nena de cinco años, con las enfermedades que tiene, vivir del aire. Entonces les dije que necesitaba una solución. Fui a la cooperativa a ver si me podían dar la luz a nombre mío, pero me dijeron que no porque es una vivienda del IPAV».
Susana contó que pagó las cuotas hasta el año pasado, debido a que desde el IPAV le dijeron que «no pague más las boletas porque la favorecía a la dueña. Al no pagar, y la dueña tampoco, empezó la irregularidad».