Inicio La Pampa Piden el sobreseimiento de Prina

Piden el sobreseimiento de Prina

DOCENTE CUMPLIO CON LAS MEDIDAS IMPUESTAS

El responsable de la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa, Leonel Gómez Barbella, presentó un escrito para solicitar el sobreseimiento del docente Aníbal Prina, quien había sido condenado a pagar una suma de dinero y realizar tareas comunitarias por arrojarle huevos a la caravana de autos en la que circulaba el por entonces presidente Mauricio Macri. Desde la Fiscalía, consideraron que se cumplieron la totalidad de las medidas impuestas.

En el escrito presentado ante el juez de Ejecución Penal, Pablo Díaz Lacava, la Fiscalía dio respuesta a la vista conferida por el magistrado en virtud de haberse verificado el cumplimiento de la totalidad de las reglas de conductas impuestas al momento de otorgarse la suspensión de juicio a prueba a favor de su asistido.

A su vez, recordó que en noviembre de 2018 el Tribunal fijó un plazo de un año para la suspensión del proceso, impuso por igual término la obligación de fijar residencia y realizar tareas no remuneradas fuera de sus horarios habituales de trabajo, por una extensión de cuatro horas semanales.

Además, a Prina se le impuso la obligación de reparar el daño causado mediante la entrega de la suma de cinco mil pesos a favor de una entidad de bien público. Durante la audiencia, Prina señaló que cumpliría las tareas en el centro comunitario «Papa Francisco» y que el pago de la reparación se efectivizaría en favor del Desayunador de Villa Germinal.

Acreditación.
En el escrito, se dejó constancia del pago emitido por el referente del Desayunador, Gustavo Miguel Fiol, por la cual se acredita que en noviembre del 2019 Prina cumplió con el aporte comprometido a dicha organización. A su vez, mediante nota remitida por el titular del centro comunitario «Papa Francisco», Néstor Fabián Avendaño, se informó sobre la prestación de las tareas comunitarias realizadas y que realizó aportes monetarios que contribuyeron a sostener el comedor.

Por otro lado, durante el período de aislamiento social preventivo y obligatorio, Prina ha puesto a disposición del centro mencionado su automóvil particular a efectos de realizar reparto de viandas, cumpliendo funciones de chofer en tales circunstancias.
Por estos motivos, se entendió que las reglas de conductas establecidas y la obligación de reparación impuestas se encuentran debidamente acreditadas y cumplidas por parte de Aníbal Prina.

De esta manera, sostuvo que correspondería declarar «extinguida la acción penal» y en consecuencia decretar su sobreseimiento, siempre que no haya cometido un delito -durante el plazo fijado- por lo que se debería constatar ello mediante la certificación de los registros del Registro Nacional de Reincidencia.

La causa.
La Justicia federal condenó a Aníbal Prina a pagar 5 mil pesos y realizar tareas comunitarias en dos comedores de Santa Rosa durante un año. El profesor de Botánica en la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) fue acusado de arrojarle huevos a la caravana de autos en la que circulaba el presidente Mauricio Macri, en octubre del 2017.

Prina y sus abogados, Marcelo Mangas y Luciano Secco, habían presentado ante el Tribunal Oral Federal (TOF) una probation, en el marco del juicio que se le sustanció por haber arrojado huevos al auto en el que el presidente de la Nación se dirigía desde el aeropuerto local al club El Fortín de esta capital, donde iba a presidir un acto partidario.

El ex precandidato a diputado nacional por el Frente Peronista Barrial en las elecciones del 2017 fue imputado por dicha causa y estuvo cinco días detenido en una celda, en la Jefatura de la Policía Federal Argentina, en la calle Juan B. Justo. Su detención se dio el 13 de octubre, un día después de los hechos por los cuales fue acusado y en medio de un amplio despliegue policial que tuvo lugar en el Campus de la Facultad de Agronomía, en la ruta nacional 35.