Piden información al síndico de la CEW

WINIFREDA: TRAS EL REVUELO POR LA COBRANZA A LOS USUARIOS DE UN SEGURO INEXISTENTE

Un verdadero revuelo fue el que se desató hace unos días en el salón de actos de la Cooperativa Eléctrica de Winifreda (CEW) cuando los consejeros en ejercicio reconocieron ante un centenar de asociados rurales que en diciembre de 2017 dieron de baja un seguro que protegía las redes de electrificación rural y demás artefactos de las inclemencias climáticas, pero lo siguieron cobrando en la boleta de servicios durante nueve meses.
La recaudación alcanzó los 3,5 millones de pesos dado que la entidad tiene 338 conexiones rurales y cada una abonaba $1.150 por mes del prorrateo del costo de la póliza que brindaba cobertura casi total. Actualmente solo está vigente la póliza de responsabilidad civil.
Días después de la última reunión entre ambas partes, un asociado le pidió por carta al síndico titular de entidad, Fernando Putero, tener acceso a información administrativa y contable. Su intención es conocer el destino que tuvo la cifra millonaria que se cobró por una prestación inexistente.
Franco Barrabasqui, le manifestó al síndico que haciendo uso de sus derechos establecidos en el artículo 21 de la Ley de Cooperativas 20337 y el artículo 12 inciso G del estatuto de la institución, “pido acceso al libro de actas del Consejo de Administración, libro diario, libro de auditoría, registro de cheques, demás libros legales, y todos los reglamentos internos creados por el consejo directivo”.
En otro párrafo de la misiva, le indica que espera una respuesta en un lapso menor a siete días corridos y le advierte que en caso de no recibirla “quiero hacerle recordar que estaría incumpliendo la Ley 20337, que como usted y todo el Consejo de Administración saben tienen responsabilidad solidaria respecto a la entidad, por lo tanto me vería obligado a seguir los pasos ejecutivos, administrativos y legales dictados por la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales de La Pampa y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) para que mis derechos de información no se vean vulnerados”.

“Analizar la propuesta”.
Le dejó asentado su número telefónico, correo electrónico y la dirección de su domicilio para que se pueda contactar con él. Barrabasqui es usuario residencial, estudiante de Cooperativismo en la Universidad Nacional de La Pampa y su abuelo es asociado rural y como tantos otros chacareros quedaron afectados con lo sucedido.
En el último encuentro, el gerente Hernán Camps, dio lectura a un acta del Consejo de Administración del 14 de diciembre de 2017. “El gerente expone que fue analizada la propuesta de renovación de la póliza de seguros de líneas rurales y de modo preventivo se continuó con la cobertura hasta el 30 de noviembre de 2017 hasta definir el alcance de la nueva propuesta de renovación. La misma es discutida y se decide dar de baja la cobertura por ser excesivamente oneroso para esta cooperativa y los usuarios rurales, a quienes en definitiva es trasladado el costo. También se rescinde el seguro de incendio hogar y el seguro de vida por cada asociado”, textual del acta.
“Se encomienda al gerente adquirir materiales. El seguro de estructura de líneas se mantendrá a los usuarios rurales hasta tanto se cotice una nueva cobertura; en caso de no obtener una oferta conveniente se mantendrá el cobro del concepto referido a los fines de afrontar siniestros que pudieran afectar las estructuras rurales”, sigue el escrito. Los ruralistas se quejaron de que nunca les comunicaron tal resolución. “Nos sentimos estafados doblemente en la plata y en las formas”, afirmó un usuario. “Este año se repararon 30 transformadores”, dijo Camps cuando le preguntaron sobre el movimiento del dinero desde que se dejó de prestar el seguro.
No es la primera vez que un usuario reclama información. Existe un antecedente. En abril de 2002, el actual presidente de la CEW, Javier Gómez se desempeñaba como secretario tesorero del municipio y realizó una auditoría en la entidad, en aquél momento conducida por Oscar Vermeulén. El ex dirigente cooperativista le había abierto las puertas al ahora ex funcionario municipal para que revisara la documentación que buscaba acompañado por un contador privado.