Piden justicia por la muerte María Elena Magariños

EL LUNES 17 COMIENZA EL JUICIO ORAL Y PUBLICO

El próximo lunes 17 de septiembre, a las 8.30, comenzará en la Ciudad Judicial el juicio oral y público que determinará la responsabilidad de Brian Litardo, un joven de 20 años que el 25 de octubre de 2017 atropelló con su moto a María Elena Magariños, de 58 años, cuando se disponía a cruzar una calle en el Barrio Río Atuel.
El siniestro fatal se produjo alrededor de las 20.45 de ese día, cuando la mujer, conocida familiarmente por su apodo de “Lula”, estaba regresando a su domicilio. Cuando se disponía a cruzar la calle Corona Martínez, enseguida de bajar de un micro de línea urbano, fue embestida por una moto que circulaba sin luces y a contramano. El vehículo era conducido por Brian Litardo.
El tremendo golpe le produjo fractura de cráneo, y obviamente quedó inconsciente en la calle; pero además sufrió la quebradura de su pierna derecha. Después de ser trasladada de urgencia al Hospital Lucio Molas -por falta de camas en terapia intensiva en este establecimiento- fue derivada al Hospital Centeno de General Pico.
Allí permaneció internada, y doce días después de ser atropellada falleció. En tanto el conductor de la moto fue detenido, pero posteriormente recuperó su libertad. En esta condición esperó hasta ahora la determinación de la Justicia.

No al juicio abreviado.
Brian Litardo desde un primer momento fue patrocinado por el defensor oficial Martín Ongaro, quien pidió el juicio abreviado que la familia de Magariños desestimó. “Siempre quise que se fuera a un juicio oral y público, y se haga justicia”, le dijo ayer a este diario el periodista Oscar Alfredo “Quique” Mario, esposo de “Lula”.
Mario sostuvo que el conductor de la moto “nunca estuvo detenido”, y además agregó que “se lo ha visto conduciendo una moto. Incluso ha pasado por mi domicilio andando a contramano”, afirmó.
Agregó “Quique” que no obstante la desfachatez de Litardo -al parecer ninguna autoridad se ocupó de que no pueda seguir manejando motos-, el joven tuvo varias complicaciones cuando algunas personas que lo reconocieron “lo repudiaron” a viva voz y debió retirarse del lugar donde estaba.

Familia querellante.
La familia de la víctima participará del juicio como querellante, representada por los abogados de la Fundación “Estrellas Amarillas”. “Quique” Mario indicó que su intención es poder hablar durante el debate: “Quiero hacerlo tranquilo… sería más que nada una reflexión”, explicó.
Contó que si bien antes no se podía “hay una ley, la 27372, que tiene un articulado que posibilita que los deudos de una persona fallecida en circunstancias como las sucedidas con ‘Lula’ puedan usar de la palabra. Sé que desde el Programa Nacional de Lucha contra la Impunidad, la coordinadora Sandra Elena Furio envió un mail al Procurador General (Mario Bongianino), y mi idea es entrevistarme con él antes del juicio”, completó.

Pedido de justicia.
“Quique” Mario señaló que “el sábado, entre las 11 y las 12, un grupo de personas, familiares y amigos, vamos a hacer una intervención en la explanada de tribunales. Va a ser nada más que una hora y vamos a exhibir una bandera de tres metros con una foto de ‘Lula’. Precisamente ese día, el sábado, hubiéramos cumplido 40 años de casados”, rememoró.