miércoles, 24 febrero 2021
Inicio La Pampa Piden la extensión del congelamiento

Piden la extensión del congelamiento

PROYECTO POR CREDITOS UVA

Los diputados oficialistas Espartaco Marín, Ariel Rojas, Facundo Sola, Leonardo Avendaño y José González presentaron un proyecto de resolución para solicitar al Poder Ejecutivo Nacional la extensión del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) N° 767/2020, que congelaba las cuotas de los deudores hipotecarios UVA. Además, pidieron una pronta solución de fondo de la situación de los deudores, reestructurando los créditos para que el costo económico no recaiga sobre los mismos.
«Con el sistema de créditos hipotecarios UVA, el gobierno de Macri le prometió a miles de familias que iban a tener la posibilidad de comprar su vivienda, a un costo accesible, y resultó que después de pagar años de cuotas se encuentran con que siguen debiendo un monto que es impagable», dijo Marín, autor del proyecto.
En febrero de 2020, Marín se reunió en Buenos Aires con la entonces ministra de Vivienda y Hábitat, María Eugenia Bielsa. «En ese momento hablamos sobre la problemática de los deudores hipotecarios de los créditos UVA en la Provincia de La Pampa y le manifestamos que se debía llegar a una solución definitiva a nivel nacional», señaló el legislador.

Medidas de auxilio.
«Nuestro gobierno nacional, frente al drama de los deudores hipotecarios UVA, arbitró una serie de medidas para auxiliarlos. Se congelaron las cuotas, se suspendieron las ejecuciones hipotecarias y se habilitó la posibilidad de diferir pagos hacia el final de la vida de los créditos. Pero nunca se implementó una solución de fondo. Y el 31 de enero próximo vence el último congelamiento de las cuotas», explicó Marín.
En esa línea, señaló que una posible solución sería «una reestructuración de estos créditos, para transformarlos en hipotecas viables, con cuotas accesibles, que permitan a los hipotecados salir del sobreendeudamiento, porque de no brindarse una pronta solución y de no abandonar el sistema UVA de actualización de las cuotas, miles de hipotecados correrán el riesgo de perder sus viviendas como consecuencia de que las cuotas se tornarán impagables», dijo.
Y añadió que «la solución de fondo debe ser inmediata. Esto depende de una decisión política, porque los intereses financieros de quienes siempre ganan, aún en los momentos de crisis, no pueden estar por sobre el derecho a la vivienda de los ciudadanos».
«No deben ser los deudores quienes paguen el costo de esta estafa crediticia del gobierno del ex presidente Macri, que transformó lo que era un programa de viviendas populares como el Procrear en un negocio para los bancos», concluyó Marín.