Inicio La Pampa Piden prisión efectiva a conductor

Piden prisión efectiva a conductor

MANEJABA ALCOHOLIZADO Y PROTAGONIZO UN VUELCO FATAL EN NAVIDAD

Los representantes de la Fiscalía de Delitos contra las Personas de la Segunda Circunscripción Judicial con sede en General Pico, pidieron que se condene a tres años de prisión efectiva y a diez de inhabilitación para conducir vehículos con motor, al automovilista que durante la mañana de la navidad de 2017, protagonizó un vuelco en la ruta, en el que falleció una de las personas que viajaba como acompañante.
Sobre el cierre de la semana, se desarrolló en los tribunales de esta ciudad, el juicio oral y público contra Cristian Rigal, acusado del delito de Homicidio Culposo.
El debate, que se llevó a cabo en una única jornada, lo coordinó el juez de control Diego Ambrogetti. La acusación la plantearon los fiscales Emilia Oporto y Guillermo Komarofky. La defensa la ejerció Alejandro Caram, y el abogado privado, Ariel García, patrocinó a la familia de la víctima.
El hecho ocurrió el 25 de diciembre de 2017 cerca de las 9, en el momento en el que Rigal conducía una camioneta Chevrolet S10 por la ruta provincial 102, en dirección a Santa Rosa, en la que también viajaban Mario Ordoñez y Jesús Glatigny. Entre los kilómetros 7 y 8, el conductor se cruzó de carril y volcó en la banquina contraria. A raíz del siniestro, Ordoñez perdió la vida.

Alegatos.
Durante el juicio que se desarrolló sobre el cierre de la semana, declaró el médico forense Rubén Bocchio, quien explicó el informe de la autopsia, y dijo que la víctima fatal sufrió un fuerte traumatismo de cráneo, entre otras lesiones.
Otro de los testimonios trascendentes, fue el que brindó Pablo Fuentes, perito accidentológico, quien explicó la mecánica del siniestro. El profesional indicó que la camioneta se fue hacia la banquina derecha y que tras ello, el conductor volanteó hacia el lado contrario. También dio cuenta que los neumáticos tenían la presión adecuada, lo cual descarta la posibilidad de una pinchadura como desencadenante del vuelco, y aseguró que en el momento en el que Rigal perdió el control del vehículo, viajaba a 122 kilómetros por hora. Luego las partes presentaron los alegatos de clausura, una vez culminada la rueda testimonial, en la que también declaró Glatigny, el tercer ocupante del rodado siniestrado.
En esta etapa del proceso, la fiscalía solicitó que se le imponga una pena de tres años de prisión efectiva a Rigal y que se lo inhabilite por diez años para conducir. Los funcionarios judiciales alegaron que el conductor al momento del siniestro, se encontraba alcoholizado.
La querella pidió en cambio tres años y seis meses de prisión, y diez de inhabilitación.
Según la teoría de la defensa, alguien «le manoteó el volante» a Rigal, y esto provocó el vuelco. Por ello pidió la absolución, y de forma subsidiaria, que se le imponga el mínimo previsto por la escala legal, o sea dos años de prisión en suspenso y cinco de inhabilitación. El próximo jueves, el juez Ambrogetti dará a conocer el fallo.