Inicio La Pampa Piden pruebas por muerte de represor

Piden pruebas por muerte de represor

LA DEFENSA DICE QUE MURIO EL AÑO PASADO PERO NO PRESENTO NINGUNA CONSTANCIA

Las querellas del tercer juicio a los represores de la Subzona 14 brindaron ayer una rueda de prensa en forma virtual. Estuvieron Raquel Barabaschi, y Graciela Bertón, víctimas querellantes; Jorge Irazusta, médico retirado y víctima pampeana, los abogados querellantes Franco Catalani e Ivana Barneix, y el representante del Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos, Victor Giavedoni.
Catalani se refirió a la situación del imputado Jáuregui, quien fue Jefe de Operaciones (S3) de la Subzona 14. La defensa del represor comunicó que había fallecido el 22 de octubre de 2020, pero no presentó el certificado de defunción en el expediente, el cual fue solicitado por las querellas y la fiscalía. El TOF lo reiteró al Registro de las Personas, pero no hay certificación fehaciente. «Es una deficiencia importante, porque podría estar prófugo y en rebeldía», explicó Catalani.

Baraldini.
Jorge Irazusta, médico retirado y víctima del terrorismo de Estado en La Pampa, desde Canadá, donde reside, hizo algunas consideraciones sobre lo que declararon los peritos forenses sobre la situación de Luis Baraldini, ex Jefe de Policía de La Pampa, y Humberto Riffaldi, Jefe del Departamento Informaciones de la misma fuerza.
Irazusta dijo que los peritos no probaron sus diagnósticos. Por ejemplo, aseguró que no presentaron ninguna audiometría que pruebe la dificultad auditiva de Baraldini. Para el caso de Riffaldi, Irazusta sostuvo se realizó un diagnóstico puntual en la que se determinó que existe una afección cognitiva, pero no están los estudios médicos que lo avalen.

Impunidad biológica.
Barabaschi se refirió a la paciencia que tienen que tener las víctimas a 46 años de los hechos, ante las dilaciones en el inicio del juicio. Dijo que la demora perjudica a las víctimas querellantes, que deben brindar su testimonio, lo que requiere mucha preparación, nervios y ansiedad de no olvidarse nada.
Bertón, querellante que representa a su padre fallecido por el caso del operativo Arauz, manifestó que estamos ante la impunidad biológica, que involucra a los genocidas y a los civiles que actuaron en el Operativo Arauz.
Para la audiencia del lunes se esperan los resultados de la nueva pericia a Baraldini y a Greppi (internado en el Hospital Militar), así como la declaración de los peritos que realizaron la última pericia a Riffaldi.