Inicio La Pampa Piden revocar la concesión a la empresa Smartmatic

Piden revocar la concesión a la empresa Smartmatic

La diputada nacional Fernanda Vallejos (PJ) presentó un proyecto de ley para que el gobierno de Cambiemos deje sin efecto el contrato con Smartmatic, la firma que estará a cargo de la digitalización y transmisión de las planillas con los resultados al Correo Argentino, y del recuento de votos en las PASO, en las elecciones generales de octubre y en un hipotético balotaje.
La legisladora denunció que la compañía de capitales británicos «registra pésimos antecedentes y acusaciones de fraude en Filipinas y en otros países en los que realizó tareas similares», por lo que pidió revocar la concesión «debido a su historial de errores a nivel internacional y su manifiesta animadversión contra frentes electorales opositores».
Además, subrayó que el último sábado «se han realizado nuevas evaluaciones y simulacros y se han producido varias fallas en los sistemas. Puntualmente, en la provincia de Córdoba se ha denunciado que sólo el 10% de los telegramas pudieron ser remitidos desde los 889 establecimientos afectados».
El pasado 29 de junio, el primer simulacro del sistema de digitalización y transmisión electrónica de telegramas electorales para el escrutinio provisorio de las PASO 2019 fue un fracaso en todo el país. La prueba fue realizada por el Correo Argentino y la empresa Smartmatic, alentando las denuncias realizadas por la oposición.
En La Pampa, la prueba realizada en Santa Rosa, con las 33 escuelas en las que se vota, el sistema tampoco funcionó. De hecho, fuentes que siguieron el proceso desde adentro aseguraron que solo desde unos ocho establecimientos se pudo trasmitir los datos, mientras que en los otros fue imposible.

Denuncias.
Según Vallejos, Smartmatic fue acusada de practicar fraude informático en Filipinas, El Salvador, Uganda y España. En 2016, «agentes de la empresa enfrentaron cargos penales en Filipinas por modificar, sin previo aviso, un script en el servidor durante la noche de las elecciones nacionales y locales realizadas en mayo de ese mismo año. La sentencia de la Justicia filipina confirmó que la modificación en el servidor afectó gravemente la credibilidad del proceso electoral, destacando, por ejemplo, que una vez producida la maniobra, un candidato que marchaba muy rezagado pasó a ubicarse inesperadamente en el primer puesto y terminó adjudicándose la victoria».
En la Argentina, el apoderado del PJ, Jorge Landau, denunció públicamente que el gobierno «contrató la empresa de forma discrecional», sin realizar ningún tipo de consulta previa a la oposición. Dijo que el sistema actual «nunca tuvo problemas o dudas» y que Cambiemos «quiere innovar y es muy grave lo que está pasando porque ni siquiera tienen un listado de los establecimientos con acceso a Internet». «Un cambio como este no tiene asidero y debería pasar por el Congreso, no por un concurso de precios», añadió.

Transparencia.
En su proyecto, Vallejos sostuvo que «desde las elecciones nacionales del año 1973, el sistema electoral se ha caracterizado por su transparencia, sin registrarse hasta la actualidad situaciones que puedan ser tildadas de fraudulentas. Es por ello que implementar en forma aparentemente improvisada, la gestión y operación del conteo provisorio de votos no hace más que sumar una nueva inquietud a las novedosas incorporaciones que se han intentado y se intentan introducir en pleno proceso electoral».
La iniciativa fue acompañada por los diputados Leopoldo Moreau, Juan Cabandié, Sergio Leavy, Verónica Mercado y Alicia Soraire, todos del Frente para la Victoria-PJ.

La empresa.
Si bien Smartmatic fue fundada por los venezolanos Antonio Mujica y Roger Piñate, años más tarde el paquete mayoritario pasó a manos de lord Mark Malloch Brown, miembro permanente de la Cámara de los Lores del Reino Unido y socio del magnate húngaro George Soros, detalló Vallejos.
Malloch Brown fue secretario general adjunto de la ONU en 2006 y prestó servicios en el Gabinete Británico entre 2007 y 2009, en calidad de ministro de la Oficina de Asuntos Exteriores del Gobierno Británico (Foreign Office).
En la actualidad, la empresa es propiedad de Smartmatic International Holding BV, cuya sede legal está radicada en Amsterdam (Holanda). Actualmente emplea a más de 600 profesionales en sus oficinas ubicadas en los Estados Unidos, Barbados, Brasil, Venezuela, Panamá, Reino Unido, Países Bajos, Filipinas y Taiwán. La información oficial de la empresa consigna que hace dos meses Malloch Brown abandonó su cargo como chairman, retomando formalmente su administración Antonio Mujica.