Inicio La Pampa Pitbulls ponen en peligro a un niño ¿y nadie hace nada?

Pitbulls ponen en peligro a un niño ¿y nadie hace nada?

GRAVE INACCION

Dos pitbulls pusieron en peligro la vida de un niño el pasado lunes, cuando se escaparon de una vivienda del Plan 5000. Sin embargo, el niño se salvó luego de que un perro mestizo, llamado «Doki», enfrentara a los perros y terminara su vida destrozado por el ataque. A pesar de que pusieron en riesgo la vida de un niño y de que se presentó la denuncia realizada, los canes continúan alojados en la casa de la que se escaparon. «A una persona, ¿cómo la salvás ante una situación de ésas?», manifestó preocupada la dueña del perro muerto.
Mari, la dueña de «Doki», dialogó con LA ARENA y confirmó que la denuncia se hizo «esa misma noche» y que luego «vino Criminalística y retiró el cuerpo del perro para revisarlo». Sin embargo, insistió en que al volver de la Comisaría, «los perros estaban ahí en la casa».
A su vez, manifestó que en la Seccional Sexta le dijeron que «se los iban a retirar», pero «por lo que yo alcanzo a ver y por todo lo que he escuchado, los tienen bajo la tutela del dueño, pero han cerrado todo como para tapar».
En ese sentido, a pesar de que aún no vio «el portón abierto», pudo comprobar que «han puesto más seguridad en las aberturas» y explicó que los dueños «han puesto un chapón en la puerta donde ellos se asomaban, que se veían desde la calle y han arreglado el otro portón por donde se han escapado».
«Cuando pasó todo lo que pasó, pudieron encontrarlos cuando tiraron las postas de goma al aire al campo para que soltaran a «Doki». El macho regresó solo a la casa, lo metieron adentro y luego fueron a buscar a la hembra, que la encontraron y la trajeron ahí», indicó Mari y aseguró que en ese momento no los retiraron de la vivienda, sino que «los dejaron ahí adentro».

«Es un peligro».
Mari insistió en que la denuncia se presentó y anticipó que «está todo en el Juzgado de Faltas». La vecina sostuvo que el viernes irá al Juzgado «a ver si entró la denuncia» y que seguirá «todos los pasos».
«El perro no lo recupero, que lo tuve desde que nació, pero estos animales son un peligro para las personas. Hay una parada de colectivos en esa misma esquina, eso es lo que me preocupa», advirtió.
En ese sentido, para la dueña de «Doki», a los pitbulls «los tendría que tener la policía en algún lugar hasta que se determine qué hacer con esos dos animales» por el peligro que representan para todos los vecinas y vecinas. «A una persona, ¿cómo la salvás ante una situación de ésas? Esa es la preocupación mía», añadió.

«No va a haber causa».
Fuentes judiciales consultadas por LA ARENA explicaron que «si el perro está muerto, no va a haber una causa penal. Porque son personas inanimadas, no hay responsabilidad penal salvo si una persona quiere intervenir por algún daño o algo, pero con los perros no hay responsabilidad, no se puede acusar a un perro de haber matado a otro».
A su vez, pusieron en duda la posibilidad de que se sustancie una causa, «salvo que quieran hacer una denuncia por maltrato animal o algo parecido».
Este hecho, que ocurrió en la esquina de Anza y Castex, reabrió la discusión acerca de la irresponsabilidad de algunos dueños de esta raza de canes y la necesidad de que el Estado brinde respuestas adecuadas ante estos casos para que la vida de ningún ser humano corra riesgo, debido a que según denunciaron los vecinos, los pitbulls siguen en su vivienda, lo que posibilita que una situación similar se vuelva a repetir y una persona resulte gravemente herida, o en el peor de los casos, muerta.