Inicio La Pampa "Pity" Mossman, la subcampeona nacional de malambo

«Pity» Mossman, la subcampeona nacional de malambo

EN EL PRIMER FESTIVAL NACIONAL DE CAMPEONES

La artista Silvia «Pity» Mossman, titular del Cuerpo Artístico Vocacional de Danza de la municipalidad de Santa Rosa, llegó a la final del «Primer Festival de Campeones Nacionales de Malambo», desarrollado en formato virtual entre el 10 y el 17 de abril. La comuna capitalina felicitó ayer a la trabajadora y reprodujo sus declaraciones tras haberse alcanzado la segunda posición en la categoría Solista de Malambo Femenino, representando a La Pampa.
La primera edición de este festival, cuyo jurado está integrado exclusivamente por campeones nacionales de malambo, tuvo que desarrollarse en formato virtual, por causa de la pandemia. Silvia actuó en la categoría Malambo Femenino Solista con «una coreografía dirigida por Carlos Suárez, con producción audiovisual de David Pundan, iluminación de Pablo Orellano y sonido de Lucas Saavedra. El video se realizó en el Teatro Español y contó con la colaboración de la Dirección de Cultura», informó la municipalidad.
Los participantes debían subir sus videos a la página oficial del certamen y se dispuso un plazo para la evaluación del jurado, cuya composición incluía a dos campeonas de malambo femenino. Las mujeres comenzaron a competir en el tradicional Festival Nacional de Laborde durante la edición del año 2018 y un año después una pampeana, Micaela Del Río, se consagró vencedora en categoría sureña.

Fuerzas dormidas.
«La primera vez que participé de una competencia de malambo quedé en quinto lugar. Y para participar de este Festival de Campeones Nacionales empecé a prepararme hace dos años con mi hermano, el malambista y preparador físico Andrés Mossman, que ayudó a entrenar mi cuerpo para el impacto de esta danza» contó Silvia tras finalizar la competencia. Aunque la historia no muestra evidencias de que las mujeres hayan bailado malambo, ya está incorporado al repertorio de danzas del género. «Nuestros cuerpos no estaban preparados para esta disciplina y es necesario fortalecer músculos específicos y mucha preparación aeróbica. Tuve que despertar fuerzas de mi cuerpo que estaban dormidas», contó Silvia.
Mossman llegó a la jornada final «dejando una magnífica imagen de la danza pampeana, que fue elogiada por el jurado. «Durante muchos años descubrí e interpreté la danza a través para expresar y sentir emociones, y con la revolución femenina llegó la posibilidad de aprender una disciplina históricamente realizada por hombres. Estoy muy feliz y orgullosa de representar a mi provincia en una competencia nacional y obtener el segundo puesto», agregó la profesora.
Mossman está decidida a continuar preparando su cuerpo para lograr un estilo propio de zapateo que la identifique con el paisaje pampeano y la represente como mujer, luego de haber comprendido «que el contacto con nuestro suelo y su inmensa historia, hizo aflorar un ritmo sureño que ya corría por mi sangre», concluyó.