Inicio La Pampa Planta lactea de Jacinto Arauz pasó de 3 mil a 30 mil...

Planta lactea de Jacinto Arauz pasó de 3 mil a 30 mil litros diarios

Tras un prolongado proceso de crisis, lo que quedaba de la antigua Cooperativa «Nuestra Casa» de Jacinto Aráuz, fue adquirida a fines de 2018 por «La Emancipación», entidad solidaria de Darregueira con sede en otras localidades de la zona. En este par de años produjo gran impacto en la economía del pueblo: su planta láctea pasó de tres mil a 30 mil litros de procesamiento diario, duplicó sus empleados y extendió la comercialización hasta Bahía Blanca, Río Negro y Neuquén. Y tienen proyectos de corto y mediano plazo para ampliar la producción y comercialización.

Fundada en 1940, «Nuestra Casa» fue una de varias cooperativas desarrolladas por entonces en Jacinto Aráuz. Su origen fue consecuencia del clima hostil de los años 30, cuando agobiados por el sistema de préstamos, los colonos convirtieron su espíritu solidario en cooperativas. Carlos Soulier fue uno de sus referentes más recordados y de su seno surgió, en 1947, la Juventud Agraria Cooperativista. Tras varias décadas de esplendor, su actividad decayó y entró en crisis. Cuando fue adquirida por «La Emancipación» la firma llevaba casi un década languideciendo.

En Jacinto Aráuz, los nuevos dueños se hicieron cargo del autoservicio, la ferretería, una fábrica de silos y la fábrica de productos lácteos «NC», que apenas funcionaba. Convocaron al ingeniero industrial Marcos Sagardía (34), oriundo del pueblo, como responsable de la sucursal. «La planta láctea apenas procesaba unos tres mil litros. Mejoramos la infraestructura, duplicamos el personal y estamos recibiendo entre 28 y 30 mil litros diarios». Como en la zona ya no quedan tambos, se abastecen en la cuenca del sudoeste bonaerense, en torno a Puán. «Hacemos quesos blandos y semiduros (cremoso, tybo, por salut, sardo fresco), ricota, manteca, crema. Comercializamos en nuestras seis sucursales y también en Bahía Blanca y la zona del Valle».

«La Emancipación» tiene autoservicios en Villa Iris, Felipe Sola, Rivera, Salliqueló y Darregueira, donde también mantiene una estación de servicios, un importante concesionario Pauny y cinco plantas de acopio de cereal. Y también se dedica a la consignación de hacienda.

Otra profesional araucense, Romina Postemsky (ingeniera en alimentos) fue contratada como directora técnica. «Estamos en vías de expansión. Pretendemos ampliar el desarrollo de la zona y duplicar la capacidad productiva de nuestra fábrica. Para eso se requiere una nave nueva, otro saladero y una cámara de maduración, porque nuestra capacidad llegó al límite», añadió Sagardía.

El desembarco de «La Emancipación», que el próximo miércoles cumplirá 90 años, también produjo «un impacto indirecto, porque demandamos servicios de electricistas, personal de mantenimiento, mecánicos, herreros». Los vecinos de Aráuz se muestran felices, no solo se reactivó una empresa emblemática y se sostuvieron puestos de trabajo; también aparecieron nuevos productos, hay mayor movimiento comercial y expectativas de un mayor desarrollo.