miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa Plurales y kirchneristas consolidan presencia

Plurales y kirchneristas consolidan presencia

POR PRIMERA VEZ, RUBEN MARIN NO TENDRA NINGUN CARGO

Los nombres que ayer se conocieron en forma oficial muestran la consolidación del vernismo y del kirchnerismo como las líneas mayoritarias en el peronismo pampeano. El vernismo, liderando el Consejo Provincial de la mano de Sergio Ziliotto y Daniel Lovera, y con su máximo referente, Carlos Verna, como primer congresal por General Pico y a su vez delegado departamental en el Consejo Provincial por esa ciudad.
El kirchnerismo sienta su presencia en la estructura partidaria de la mano de María Luz Alonso, actual secretaria administrativa del Senado, en su condición de vicepresidenta del Consejo Provincial, y del intendente Luciano di Nápoli como titular del poderoso Consejo Local de Unidades Básicas, otro órgano clave en la estructura partidaria.
Otro dato que surge es la retracción del marinismo. La línea que durante décadas tuvo un rol dominante en el peronismo pampeano esta vez no ocupará el cargo principal en ninguna de las estructuras partidarias. Aún así conservará un papel destacado dentro de la dirigencia peronista de la mano de referentes como Espartaco Marín y Norma Durango, entre otros, en el Consejo Provincial, además de numerosos congresales y dirigentes de unidades básicas.
El cuatro veces gobernador, también diputado y senador, figura clave del peronismo pampeano desde la restauración de la democracia, Rubén Hugo Marín, por primera vez en décadas deja de tener un lugar en la estructura partidaria pampeana.
Es una situación que él mismo había anticipado en el mes de febrero, cuando en una extensa entrevista con Radio Noticias hizo un minucioso repaso de sus años como gobernador y referente peronista. Aunque no lo dijo con todas las letras, en aquellas declaraciones deslizó que su edad y las complicaciones que impone el Covid-19 lo persuadieron de dejar el centro de la escena partidaria en favor de otros militantes.
«Estoy cuidándome, esperando para vacunarme y agradecido por haber llegado a esta edad (86 años). Hice todo lo que pude por esta provincia. Quiero muchísimo a La Pampa, no me iría nunca a vivir a otro lado», fue la reflexión con la que en aquel diálogo el fundador de Convergencia Peronista dejó abierta la puerta para una decisión que se cristalizará con la renovación de autoridades del próximo 7 de junio.