Inicio La Pampa "Poca gente concentra un montón"

«Poca gente concentra un montón»

FEDERICO FAGIOLI, EL DIPUTADO QUE VIVE EN UN BARRIO QUE NACIO DE UNA TOMA

Luego de varios días en que la toma de tierras en distintos puntos del conurbano bonaerense y otros lugares del país volvió a estar en el eje de los cuestionamientos de los grandes medios de comunicación, que lejos están de abordar el problema estructural de hábitat y desigualdad que hay en el país, el diputado nacional Federico Fagioli aseguró que «nadie toma tierras si no tiene la necesidad de hacerlo».
En diciembre asumió como diputado del Frente de Todos en el Congreso, forma parte de Patria Grande y es referente del Movimiento Popular La Dignidad. Desde 2014 vive en Pueblo Unido, una barriada popular que nació a partir de la toma de un terreno en la localidad de Glew, en el partido de Almirante Brown, el sur más profundo del conurbano bonaerense.
Fagioli fue consultado en Radio Noticias sobre el debate por la toma de terrenos y reiteró que «es impresionante el déficit habitacional que hay en la Argentina», pero se mostró convencido respecto de cómo se solucionaría. «Para empezar a resolver el problema hay que generar un millón de lotes con servicios, es decir, permitir que un millón de familias puedan acceder a una tierra. También es necesario urbanizar más de 4.400 barrios populares que existen en el país», señaló.
Sin embargo, estimó que el problema habitacional se extiende a 5,5 millones de personas a las que el Estado también les debe «garantizar los servicios básicos y una vida digna». «Tampoco nos podemos olvidar de los inquilinos, que son alrededor de 4 millones que tienen que ver como hacen para seguir alquilando si no se renueva el decreto 320 que congela montos y desalojos», indicó.

Problema estructural.
En tanto, el legislador del Frente de Todos habló sobre el problema estructural del país en relación al hábitat y dijo que el hecho de que «el 94% de la población del país esté concentrada en las grandes ciudades y tengamos grandes extensiones de tierra en manos de unos pocos en algo que viene de larga data pero que sigue profundizando la desigualdad».
Por eso, Fagioli opinó que «es necesario llevar igualdad en materia habitacional porque no puede ser que haya familias presas del mercado inmobiliario toda la vida, que no puedan invertir la plata de un alquiler en una casa propia». Y en ese aspecto, cuestionó: «Es muy injusto que haya quienes también tienen muchos departamentos mientras hay familias que no tienen tierra o tienen que vivir alquilando. Básicamente porque creo que el proyecto de vida de una persona también empieza cuando uno puede tener su terrenito o su casa propia».

Respuesta.
Fagioli, que tiene 28 años y una militancia política arraigada al acceso a la vivienda de los sectores populares o «más postergados», como él los llama, asegura que el problema habitacional bien se podría solucionar con la cantidad de terrenos fiscales que están en manos del Estado.
«Hay tierras fiscales, son muchísimas. Y si se acaban hay que ponerse a discutir por qué hay tan poca gente que concentra tanto, y recordar que en el país hay una ley de expropiaciones. Pero en principio con esos terrenos se solucionaría y se evitarían las tomas», aseveró el diputado.
Consultado respecto de las políticas estatales, sostuvo que la creación del Registro Nacional de Barrios Populares fue un pequeño avance aunque durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri «se agudizó el problema porque no implementó la normativa ni le puso presupuesto» para ejecutarla.
A su vez, destacó como un gesto el hecho de que el actual gobierno cree dentro del gabinete un Ministerio de Desarrollo y Hábitat, y lo consideró como «un gran paso».
En relación a los fondos que destina el Estado para atacar el problema, explicó: «Dentro del Impuesto País hay un porcentaje que se destina a la creación de un fideicomiso para llevar adelante el desarrollo de lotes con servicios. También estamos esperando que se trate el impuesto a las grandes fortunas porque un 15% de eso se destinara a nuevos fideicomisos».
Finalmente, Fagioli consideró que en diez años «es posible resolver la integración sociourbana de los barrios populares».

El estigma contra las tomas.
En la entrevista en “El Aire de la Mañana» por Radio Noticias, el diputado Fagioli también fue consultado sobre sus consideraciones al respecto del clima de criminalización o estigmatización que tiene la sociedad contra las tomas de tierras. Para él, se trata del “resultado del sentido común que suelen construir los medios de comunicación sobre los sectores más postergados. Estoy seguro que un albañil, un ayudante o cualquier trabajador humilde se esfuerza más que el dueño de una empresa que tiene grandes extensiones de tierra o varios departamentos”.
La última parte de su respuesta estuvo relacionada al mensaje de una oyente que durante la entrevista opinó su desacuerdo con que una persona que toma un terreno pretenda tener lo mismo “que alguien que trabajó y se esforzó para tener lo que tiene”. Ese mensaje fue un punto de partida para el legislador del oficialismo, quién apuntó: “En Argentina la meritocracia no es un término válido porque no están garantizadas las oportunidades para todos por igual”.
Y completó: “Más allá de cómo nos miren, lo importante es desmentir que los vecinos que toman terrenos no son delincuentes o ladrones. Mucho menos son especuladores porque lo único que tienen es esa tierra; acá las que especulan son las inmobiliarias”.