“Podemos lograr efectos políticos”

NORMA DURANGO Y EL ROL DE LAS MUJERES EN LA DECLINACION DE MARINO

En razón de que la Cámara de Senadores no designó vicepresidente primero del cuerpo, lo que se iba a hacer en la sesión preparatoria del miércoles, quedó planteada la duda sobre si Juan Carlos Marino -en caso que fuera absuelto en la Justicia por la denuncia de acoso sexual que afronta- podría ser nominado más adelante. La senadora pampeana Norma Durango, ante un devenir en ese sentido expresó que se iba a evaluar “en ese momento”. Por otra parte, consultada por LA ARENA se mostró “totalmente de acuerdo” con que finalmente para tan importante cargo pudiera ser designada una mujer. La legisladora confirmó que hubo presión ejercida por sus pares mujeres del peronismo y de otros partidos, “pero también de muchos varones que acompañaron”, para que Marino no renueve como tercero en la sucesión presidencial.
-¿Qué evaluación hace de lo que sucedió el miércoles?
-Sin dudar digo que creo que fue muy importante lo que pasó, porque las mujeres demostramos una vez más que cuando nos empoderamos, y nos organizamos sobre todo, podemos lograr efectos políticos; y que “no” es “no” también tiene una incidencia desde el punto de vista político.
Quiero reconocer que acá no solamente las mujeres actuamos en ese sentido, sino que tuvimos el acompañamiento de muchos varones del Senado que consideraron que el senador debía dar un paso al costado… y valoramos que lo haya hecho, que haya entendido que por lo menos hasta que la Justicia no determine su inocencia o culpabilidad no podía estar ocupando un cargo tan importante como ser el vicepresidente primero del Senado.
-¿Participaron otros senadores?
-De varios bloques, porque consideraron que no era conveniente que él volviera a ocupar ese cargo, cargo que por ahora no fue ocupado por nadie. El hizo una nota a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, para dar cuenta de su decisión.
-¿No existe una mínima posibilidad que haya habido una especulación ahí? Marino podría manejar información que a lo mejor le esté adelantando que un día de estos la Justicia le diga que no cometió delito. ¿Eso podría habilitarlo a volver al cargo que ahora no se ocupó?, ¿lo pensaron?
-No lo sé, no me gusta hacer especulaciones. Una cosa es hacer política y otra es hacer especulaciones. Si esto ocurre, nosotros veremos cuál es la decisión a tomar… mientras no ocurra yo no voy hacer una especulación de este tipo. Lo que él (Marino) dijo es que es un hombre de la democracia que ponía a disposición su nominación como vicepresidente. Nosotros se lo aceptamos, y aceptamos que como cuerpo no se nombrara en este momento.
-¿Y si luego la Justicia dice que no es culpable, podría ser que su nombre surja nuevamente?
-Tendremos que evaluarlo en ese momento. Insisto, nosotros hemos dado, las mujeres, una muestra nuevamente de organización; porque aquí el tema no era sólo las mujeres de un bloque, sino de muchos, por no decir de todos los bloques…
-¿Acompañaron muchos varones de los bloques?
-Sí, muchos varones. Sé que en Labor Parlamentaria se trató y muchos varones apoyaron…
-Ante esta circunstancia, ¿no sería una buena oportunidad para que una mujer ocupe ese lugar?
-Claro, absolutamente. Estoy de acuerdo y lo pensamos también que sea una mujer. De todas maneras hay una dentro de la vicepresidencia que es del Frente para la Victoria. La presidenta del Senado es Gabriela Michetti, después viene como vicepresidente provisional Federico Pinedo; vicepresidente Omar Perotti (del bloque de Miguel Pichetto); luego el lugar que ocupaba Marino; y vicepresidenta segunda María Inés Pilatti Vergara. Pero si al lugar de Marino fuera una mujer sería importantísimo. Todo lo que hacemos es para que haya en principio paridad, o por lo menos más mujeres en la línea de sucesión. Queremos más mujeres en la Justicia… Creemos que la presencia de mujeres en todos los lugares le da a las gestiones una impronta diferente.
-¿Qué evaluación hizo de las internas en La Pampa?
-Me parece que han sido serias, comprometidas, más allá de alguno que hizo algún comentario fuera de lugar… pero entiendo que se debe haber arrepentido. Lo dije en la reunión del martes del partido: hay que reconocer que estas internas han sido ejemplares, y esto tiene que servirnos a nosotros para lograr la unidad que queremos y recuperar la Municipalidad de Santa Rosa.
-¿Sirven las internas?
-Son buenas, movilizan a los afiliados, dan participación a la gente, todos los candidatos pudieron decir cuáles eran sus proyectos… y considero que de todos los proyectos se puede hacer uno para levantar esta Santa Rosa que la tenemos tan devastada…
-En la sede de Matheu hubo reunión del PJ y estuvo Alberto Fernández. ¿Qué lectura hace?
-Hay que hacer una lectura importante porque Alberto Fernández está teniendo una relación intensa con Cristina, y entiendo que todos los sectores están aportando a la unidad, y todos se están reuniendo en el PJ. Será importante el Congreso partidario que se hace el 7 de marzo.
-¿Qué puede decidir el Congreso?
-La posibilidad de hacer un frente electoral. No sé cómo se va a llamar, eso lo decidiremos en el Congreso. A partir de ese frente se decidirán los pasos; no tengo los detalles, pero esta es un poco la idea.
-La pregunta obligada: ¿Y Cristina?
-Yo le tengo mucho respeto. Eso lo tiene que decir ella, no nosotros…
-Usted estaba muy cerca de ella cuando habló, muy enojada, en el Senado el miércoles.
-Sí, estoy un escaño más abajo… Todo el Frente para la Victoria hizo las cuestiones de presentaciones de privilegios, reclamándole a la Justicia argentina que se trabaje con seriedad…
-Va el presidente Macri al Congreso a dar su discurso. ¿Tiene alguna expectativa?
-No, ninguna, absolutamente ninguna.

“Hay que trabajar para la unidad”
“Hay que trabajar para la unidad no sólo en Santa Rosa para recuperarla, sino también en la provincia y lograrla a nivel nacional; y en ese sentido Rubén Marín es el que más trabaja para eso”, expresó Norma Durango.
-Pero Luciano di Nápoli ganó la interna, declaró que el triunfo es de Cristina y después salió Rubén Marín a decir cuidado con los fanatismos, o algo así…
-Di Nápoli siempre fue un militante de La Cámpora y como tal se presentó de candidato a intendente. Los que lo votaron no desconocían la situación, ahora lo que va a tener que hacer es un trabajo muy importante para convencer a quienes no están de acuerdo con el kirchnerismo, aún dentro del peronismo. Porque es necesaria la unidad para recuperar Santa Rosa, y si no queremos recuperarla cada uno votará lo que quiera.
Y hablo de la unidad no sólo en Santa Rosa, la unidad que se logró en La Pampa y que se está trabajando a nivel nacional.
-¿Y lo que dijo el ex gobernador, no marcó la cancha?
-No, es la persona que más trabajó a nivel nacional por la unidad, así que no hay nada de lo que diga que pueda ser para romper esa unidad. Lo que pasa es que a veces alguien dice una palabra y la mal interpretan de miles de maneras. Si alguien está trabajando en la unidad es Marín junto a varios dirigentes nacionales; y eso se lo reconoce todo el mundo… no saben cómo me hablan de esa manera que él tiene para lograr el consenso.