Inicio La Pampa Polémica doble venta de campo alcanzó una conciliación penal

Polémica doble venta de campo alcanzó una conciliación penal

ASEGURAN QUE FUE UNA TRANSACCION IRREGULAR SIN PRECEDENTES

(Eduardo Castex) – La «doble venta» de un predio rural que realizó un ex concejal del PJ y ex presidente de la Cospec de Eduardo Castex escribió un nuevo capítulo en el ámbito judicial. Ahora los involucrados alcanzaron una «conciliación penal» donde las partes denunciadas «reconocen los hechos» y «aceptan las reparaciones», además de concretar la «revocación del poder y renuncia del usufructo de las escrituras» realizadas en una escribanía de Eduardo Castex.
La conciliación penal se alcanzó después de «varias reuniones» en la Fiscalía de Delitos Económicos y contra la Administración Pública de la Primera Circunscripción Judicial, a cargo del fiscal general Máximo Paulucci. Allí los abogados Mariano Alomar y José Mario Aguerrido y el querellante y su abogado defensor Julio Dagnino Minetto arribaron a un acuerdo de características conciliatorias, donde todos los actores prestaron su conformidad en dejar sin efecto las escrituras que motivaron la investigación y confeccionaron dos nuevas, que resolvió los términos de la denuncia realizada por el promotor de seguros local.
¿Qué significa esto?, que limita temporalmente el derecho a usufructo a lo que dure la vida del vendedor. Y quedó en claro que el acuerdo no incluyó la imputación del escribano castense que quedó en una muy comprometida e incomoda situación judicial y profesional.

Operación judicializada.
En el legajo judicial se relata que el ex concejal del PJ y dirigente cooperativo castense firmó dos contratos de compra venta -el 17 de junio de 2014- con un promotor de seguros local. En el primero el promotor de seguros adquirió el 51,85% de una fracción de campo de 213 hectáreas y en el segundo acuerdo adquirió el 100 por ciento de la nuda propiedad de 201 hectáreas, que pagaría en cuotas establecidas en el convenio.
La particularidad fue que en ambas operaciones el vendedor se reservó el usufructo vitalicio de los predios. Después, se unificaron ambos convenios y la forma de pago, y el vendedor le otorgó al promotor de seguros un poder especial e irrevocable para que el comprador proceda a la escritura de ambos inmuebles rurales.
Pero, en julio del año pasado, la transacción desencadenó en un conflicto judicial. El promotor de seguros recurrió a la Justicia después de tomar conocimiento que el vendedor había realizado dos escrituras en una escribanía local, donde también otorgaba un poder especial a otro comprador, en este caso un productor rural, para que éste celebre un usufructo oneroso y vitalicio a favor de dos hijos. Y denunció que el vendedor realizó una operación comercial de mayor amplitud a la que podría haber efectuado, dado que realizó actos de administración sobre un predio rural que previamente el había vendido a él, pero esta vez la operación fue de mayor extensión temporal porque duraría el resto de las vidas de los nuevos usufructuarios, quienes son menores que el vendedor.

Allanamientos y resolución.
El fiscal general Máximo Paulucci firmó -antes de fin de año- el legajo 89114, donde se alcanzó la conciliación penal. Pero, el caso tuvo una prolongada investigación que incluyó escuchas telefónicas, informes de las compañías de telefonía celular y entidades bancarias y allanamientos en casas y también una escribanía de Eduardo Castex, un hotel de Santa Rosa y hasta en un locutorio de Buenos Aires.
Paulucci concluyó que la investigación judicial permitió obtener elementos de prueba para sospechar que el escribano castense redactó «dos instrumentos públicos insertando o incluyendo información falsa en relación a hechos y circunstancias que los documentos, como instrumentos públicos, debían probar y dar fe». Y esos documentos resultaron perjudiciales para el denunciante, que fue comprador inicial de la nuda propiedad del 51,85 % de 213 hectáreas y el 100 por ciento de la nuda propiedad de 201 hectáreas. Así se llegó a la conciliación penal y el promotor de seguros quedó con la nuda propiedad de los predios y el vendedor tendrá el usufructo vitalicio. Y el productor agropecuario tuvo que retroceder con la operación, y pagar los honorarios del patrocinante del denunciante.

«No se ha visto prácticamente nunca»
La investigación por una denominada «doble venta» de un predio rural tomó estado público en LA ARENA. Y ahora se conocieron otros detalles, donde quienes conocen los ardides de las transacciones agropecuarias, aseguran que no existen demasiados antecedentes.
«Esto no es frecuente, no se ha visto prácticamente nunca», indicaron fuentes consultadas por esta corresponsalía.
¿Cómo fue la transacción que investigó la Justicia y ahora alcanzó una conciliación penal? El propietario del predio vendió la nuda propiedad de dos predios a un productor de seguros local, pero continuaba manteniendo el usufructo vitalicio.
Después, el ex presidente de la Cospec realizó dos escrituras en una escribanía local, en este caso con un productor agropecuario. Y allí otorgó un «poder especial» para que celebre el usufructo oneroso y vitalicio a favor de sus hijos, quienes tienen varias décadas menos de edad que el vendedor. Así el productor de seguros cuando tomó conocimiento inmediatamente denunció la situación, porque biológicamente quedaba en desventaja de obtener en algún momento la posesión definitiva de los predios rurales, considerando que era víctima de un delito de «Desbaratamiento de derechos acordados».