Inicio La Pampa Poli critica al presidente pero incumple en La Pampa

Poli critica al presidente pero incumple en La Pampa

HECTOR POLI ES EL DUEÑO DE PLUSPETROL, QUE OPERA GOBERNADOR AYALA III

El empresario que encabezó los ataques al presidente Fernández en el coloquio de Idea está a cargo de uno de los principales yacimientos petroleros de La Pampa, en el que fue multado por no cumplir con la producción.
Héctor Poli, el empresario que encabezó los ataques a Alberto Fernández en el chat de IDEA, es uno de los principales aportantes del macrismo y ocupa un lugar preferencial en las listas de multimillonarios argentinos. Es el dueño de Pluspetrol, la empresa hidrocarburífera que maneja el yacimiento Gobernador Ayala III en La Pampa y que fue multado porque con la excusa del coronavirus lo dejó caer en volumen de producción. Cuando se apruebe el Aporte Extraordinario a las Grandes Fortunas, será uno de los alcanzados.
El diario Página 12 dedicó el viernes un extenso artículo a Héctor Alfredo Poli, el empresario que participó del 56avo. Coloquio de Idea y que aprovechó el chat de la reunión para fustigar al presidente. Según el periódico, no lo hizo desde su condición de empresario sino desde su rol de militante y aportante macrista -destinó 3 millones de pesos a la campaña reeleccionista del ex presidente-.
«Poli no hizo ningún comentario económico -aclaró P12-, después de todo su empresa se beneficiará de los planes de desarrollo impulsados por el gobierno para el sector gasífero, sino que concentró su interés en el terreno político, en un punto que obsesiona al establishment y expresan hasta el cansancio todos sus voceros mediáticos: el papel de la ex presidenta y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner».
Una de las frases que el empresario plasmó en el chat: «El Presidente dice cosas que Cristina contradice. El problema de desconfianza es que él no se planta frente a Cristina Fernández. Parece que manda ella. Por eso no le puedo creer».
La frase de Poli representa «un resumen perfecto del sueño que moviliza, hasta ahora infructuosamente, a lo más selecto de los poderes fácticos de la Argentina: dividir al Frente de Todos. ¿Alguien se imagina qué pasaría en el país si tuvieran éxito? El sueño de los poderosos es la pesadilla del resto», planteó Página 12.

Petroleros.
Héctor Alfredo Poli pertenece a la familia que posee el 30 por ciento de las acciones de Pluspetrol, la tercera empresa privada hidrocarburífera del país -opera uno de los mejores yacimientos de La Pampa-, y antiguo integrante de la selecta lista de las mayores fortunas del país publicada por la revista Forbes.
«De acuerdo a su propio relato, el gran salto de su empresa se dio a partir de 2002, o sea que el despegue se produjo en los años de crecimiento impulsados por las políticas de Néstor y Cristina Kirchner. Más aún, el mismo confesó que «entre 2009 y 2017 Pluspetrol hizo adquisiciones en el país por más de mil millones de dólares», detalló el diario.
A diferencia de la mayoría de los empresarios argentinos, los años de Macri no fueron tan buenos para la familia Poli, que vio como «los activos de su empresa se derrumbaron junto al resto de la economía nacional».
«En la lista Forbes de los más ricos de la Argentina -continúa Página 12- la familia Poli figura en el puesto 14 con 700 millones de dólares. Pero para hacerse una idea más acertada sobre el lugar que verdaderamente ocupa conviene saber que los Poli tienen solo el 30% de la compañía, y que su única socia, Edith Rodríguez, es la mujer más rica de la Argentina».
«Rodríguez es la viuda de Luis Rey, el otro fundador de Pluspetrol, y con 1.700 millones de dólares ocupa este año el octavo puesto de la lista Forbes para el país. Semejante lugar en el ranking de los más ricos del país les aseguran a los Poli y los Rey ser parte del selecto grupo que será alcanzado, cuando se vote, por el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas. ¿Otro motivo para su enojo?», preguntó Página12.

Fuerte multa paralizar un yacimiento
A mediados de año, el gobierno pampeano aplicó una multa de diez millones de pesos a la empresa Pluspetrol SA por haber paralizado totalmente la producción de crudo en el yacimiento Gobernador Ayala III. «Mostró mayor compromiso y ha dedicado mayor cantidad de recursos a privilegiar sus negocios», acusó el gobierno, que instó a la firma a pagar este monto.
Según publicó LA ARENA en esa fecha, la Secretaría de Energía y Minería había intimado -el día 30 de abril- a la empresa petrolera -que opera en el sur pampeano-a presentar los descargos correspondientes luego de verificar un cese total en las actividades del área que implicó la paralización de la producción de hidrocarburos, pese a ser una actividad exceptuada del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) decretado a partir del inicio de la cuarentena, el pasado 20 de marzo.
La disposición que dictó el Gobierno (17/2020), a través de la cual se aplica la sanción, dio por sentado que la paralización del yacimiento ocasionó pérdidas directas en concepto de regalías no percibidas, como así también una disminución en la actividad de las empresas locales de servicios y mano de obra afectada a los trabajos configurando un incumplimiento contractual grave pasible de ser sancionado.
En ese sentido, la Subsecretaría dictaminó que el cese de actividades «fue producto de una decisión empresarial que no fue informada oportunamente», lo que «hubiera permitido realizar una evaluación conjunta, sobre las medidas a llevar a cabo, a fin de cumplir con las restricciones que les fueran impuestas a la empresa sobre el volumen de entrega».

Panamá Papers
La estrella argentina en la primera filtración mundial de papeles de sociedades offshore conocida como Panamá Papers fue indudablemente Mauricio Macri. La segunda filtración se conoció como Paradise Papers y tuvo menor repercusión en nuestro país ya que no aparecían los esperados nombres de la política. «El nombre estrella entre los argentinos fue el de Héctor Poli, que apareció vinculado a un complejo entramado de sociedades manejadas por el estudio de abogados Appleby», afirmó Página 12.