Política y redes sociales: “un espacio de violencia”

POLITOLOGO ASEGURO QUE HAY CADA VEZ "MAS VIRULENCIA"

El doctor en Ciencias Políticas y profesor de la Universidad de Maryland (EE.UU.), Ernesto Calvo, aseguró que las redes sociales se convirtieron en un “espacio de violencia” donde la “gente habla sin filtro” y que, en los últimos años, han tenido una gran injerencia dentro del ámbito político. “Ahí donde vemos la agresividad más virulenta”, precisó el especialista.

No es novedad afirmar que las redes sociales lograron cambiar -radicalmente- nuestro actuar y percibir el mundo. Sin embargo, cierto es también que toda innovación trae consigo aspectos negativos para la sociedad: discursos de odio, violencia y “fake news”, son algunos de los fenómenos que inundan las redes y que aún no se ha logrado combatir.

En este contexto, Ernesto Calvo, en diálogo con Radio Noticias, indicó que las redes sociales se convirtieron en un “espacio de violencia” donde las personas se expresan “sin filtro” y, en materia política, “ese efecto se potencia mucho más”. “También está una gran parte de la violencia que no depende de individuos sino de organizaciones políticas, y es ahí donde vemos la agresividad más virulenta”, amplió el especialista.

Espacio desregulado.
En este sentido, Calvo señaló que las redes, desde un principio, “se percibieron como un espacio desregulado” donde individuos podían opinar, comentar y recibir información sin intermediarios”. “Esto generó mucha ansiedad en los actores políticos y mediáticos por controlar este espacio, y por eso los partidos invirtieron muchísimo en hacerlo”, indicó.

“Esto llevó a que haya dos estrategias para controlar el espacio: una es tener un mensaje que captura más gente y el otro es tener uno que vacía a la oposición en su cuenta en las redes. La forma de vaciar es transformarla en un espacio tóxico” por medio de “trolls”, precisó el especialista, quien destacó dos tipos de estos “personajes”.

“Hay uno que es simplemente intenso políticamente, que está muy comprometido con sus ideas y es muy agresivo al respecto y, por otro lado, hay una estructura de ‘trolls’ que es organizada institucional y políticamente, que para mí tiende a ser muy problemática porque atacan como ‘cardúmenes'”, detalló.

Fake news.
El proceso electoral que vivió Brasil durante el 2018, donde Jair Bolsonaro fue elegido como presidente, dejó en evidencia el rol y el poder que tienen las redes sociales para intervenir sobre la agenda de discusión mediática e influir sobre las elecciones. Las “fake news” fueron un fenómeno muy presente durante ese proceso, en donde muchos especialistas afirmaron que jugó un papel fundamental durante los comicios.

“Hay distintas formas de evaluar esto, por un lado Brasil es un caso excepcional, donde se vio la intervención del aparato de seguridad, de trolls, de actores políticamente intensos, que generaron muchas ‘fake news'” que tuvieron “una clara intencionalidad” de golpear al Partido de los Trabajadores (PT), explicó Calvo.

“En el caso de Bolsonaro fue muy importante la integración entre los servicios de inteligencia y actores sociales de derecha para empujar en contra de la elección del PT”, precisó el especialista, y agregó: “Por otro lado, es cierto que los mensajes de fake news no lo recibe todo el mundo, en general mensajes como esos son enviados a gente afín con el mensaje, lo que hacen es garantizar el discurso propio y activar a su público”.

-¿Las redes sociales pueden cambiar una opinión o sólo ratifican la que uno ya tiene?

-Hay dos tipos de opiniones distintas sobre este tema: una dice que sí la cambia y otra que no. Las redes no cambian la opinión efectiva que uno tiene sobre un tema, pero hay dos cosas que sí modifican estos medios digitales: uno, cuán importante es un tema, y al hacerlo pueden visibilizar temas que dan más ventajas a un candidato que a otro, y otro que también hacen es polarizar percepciones, entonces no van a cambiar si uno es de derecha o izquierda. Pero sí va a cambiar la percepción del espacio político y los temas que se discuten, eso cambia una elección.