viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa "Estoy bien, con pocos síntomas"

«Estoy bien, con pocos síntomas»

JOVEN ACHENSE CUMPLE CUARENTENA ESTRICTA EN HOTEL DE SANTA ROSA

Celeste Ponce de León afronta una estricta cuarentena en el hotel UNIT de Santa Rosa. Pocas horas después que el Ministerio de Salud le informara que su hisopado había dado positivo para Covid-19, fue trasladada hacia esa ciudad. Fue contagiada cuando atendió en la escribanía donde trabaja al empresario (caso cero). No dudó en hacerlo público, y su actitud recibió el reconocimiento de muchas personas, que así lo hicieron notar en las redes sociales.
En un contacto mantenido con LA ARENA la joven aseguró que se encuentra bien, al mismo tiempo que reconoció que se sorprendió por la repercusión que tuvo su posteo en Facebook. «Vi que se hizo viral, me llevó por sorpresa, pero si sirvió para dar tranquilidad, me alegro mucho. Seguramente a algunas personas le sirvió y a otras no. Pero si de algo sirvió, me pone contenta», dijo.

Síntomas.
En cuanto a su estado de salud, afirmó que el martes tuvo varios síntomas, y sintió su cuerpo muy cansado, pero ayer manifestó que presentó síntomas suaves, tal cual ocurrió en el inicio. «Tengo que consumir permanentemente agua para no deshidratarme, pero por ahora soy una de las pacientes que no ha tenido síntomas fuertes», y agradeció a Dios por ello.
«Recibo atención de salud constantemente, se comunican para controlar cómo estoy. Hay médicos disponibles las 24 horas, por cualquier cosa; y sigo recibiendo contención desde el establecimiento Padre Angel Buodo, de mi ciudad».
Se mostró muy agradecida a todo el personal de salud pública que está a cargo de su situación, tanto en Santa Rosa, como en General Acha. «En el hotel donde estamos alojados, son muy amables. Desde que vamos llegando, nos reciben bien, con alegría. Eso da una sensación de que todo va estar bien», relató.

Mensajes.
Celeste también agradeció cada mensaje que recibió, al igual que cada palabra de aliento y de amor. «Cosas como esas parecen poco, pero no lo son. Todo lo contrario, ayudan. No terminé de responder todos los mensajes, voy respondiendo de a pocos. Son muchos», agregó.
La joven insistió en que «todo va a estar bien, hay que tener fe, paciencia y seguir al pie de la letra cada cosa que se indique, y tomar cada indicación como algo que nos empuja a salir más rápido de esto». No obstante, confesó que lo que dificulta aún más todo, es el encierro. Aseguró que «influye un poco en cómo nos desenvolvemos cada día».
Afirmó que más allá del alivio de sentirse bien físicamente, y acompañada, confesó que sigue preocupada por los pocos contactos estrechos que tuvo. «Tengo entendido que se los llamó oportunamente por teléfono, y se activó todo el protocolo correspondiente; pero duele que algunos de ellos estén en la misma situación que yo, bancando que se digan cosas que no son, que esté el juego de divulgar cosas que no tenemos la certeza de que son ciertas. Más aún, -señaló-, sin tener un resultado de nada».

Tristeza.
Admitió que la entristece que «estas cosas pasen». Particularmente, -continuó-, porque «somos de un lugar donde nos conocemos prácticamente todos, un lugar donde hoy dijiste algo que no debías de alguien y mañana seguramente tengas que decirle buen día. Es triste porque detrás de todo esto, como en todo, hay familias, amigos y gente que se preocupa, que la pasa mal. Y la única forma de controlar eso, es evitándolo cada uno».
Además, dijo que está la otra realidad. «Así como hay personas que se dedican a malgastar su tiempo, hay otras que están asustadas, que necesitan que alguien les diga qué está pasando, y por qué no, que está sintiendo. Es una manera de quedarse tranquilo, y de sobrellevarlo teniendo información de algún conocido que lo pasó».
En ese sentido remarcó que «no todos pasan el virus sintiendo lo mismo o con las mismas emociones; pero puede ayudar para aprender a convivir con esto, que es nuevo para todos. Tenemos que aprender a ejercer la empatía, no sólo nombrarla; y me incluyo obvio, sé que tengo mucho más que aprender», concluyó Ponce de León.

Caso cero recibió el alta
El empresario Carlos Ruiz recibió el alta médico por parte de salud pública. Se trata del caso cero de esta ciudad, y formará parte de uno de los recuperados de Covid-19 que el Ministerio de Salud de la provincia anuncia diariamente a través del sitio oficial.
Fuentes consultadas por LA ARENA informaron que hasta ayer no había cambios respecto a los casos positivos (activos) de Covid-19. Por esa razón, la localidad pasó a tener sólo cuatro casos. Este estatus sanitario posibilitó que la comunidad haya mantenido la fase 5, y así evitó los inconvenientes que hubiese generado un retroceso a la fase 1, tal cual ocurrió en la capital pampeana y otros puntos de La Pampa.
Ruiz fue el primer caso que registró General Acha, después del viaje que había hecho a Pellegrini (provincia de Buenos Aires), donde se generó un brote de Covid-19 que impactó directamente sobre la localidad de Catriló. El empresario, una vez en Acha, cumplió con un raid de reuniones y trámites, que incluyó la visita a la Escribanía Bruno, ocasión en la que fue atendido por Celeste Ponce de León, quien contrajo el virus.
Como consecuencia de sus movimientos también hubo otras personas contagiadas. Además, viajó a Santa Rosa y cenó por el Día del Amigo en la casa del juez Pablo Balaguer, donde compartió ese momento con el juez Miguel Vagge y el fiscal general Guillermo Sancho. Situación, que es investigada por la fiscalía de Santa Rosa. Causa que, a su vez, tiene al Estado como querellante.