Sueldos por cajero y no con cheques

PROPONEN CAMBIOS EN EL PAGO DE SUELDOS EN COMISIONES DE FOMENTO

La medida apunta a beneficiar al personal de las dieciocho localidades más pequeñas de la provincia. Actualmente, reciben la paga con un cheque en mano y debe viajar a pueblos cercanos para cambiarlos en el banco.
Un proyecto de ley que impulsan una diputada y un diputado en la Legislatura provincial aspira a cambiar la forma en que se liquidan los sueldos en las comisiones de fomento de La Pampa. El socialista Luis Solana y la radical Marcela Coli, ambos del Bloque Frepam, quieren que ese grupo de trabajadores municipales cobre el sueldo a través de los cajeros automáticos del Banco de La Pampa, y no a través de un cheque en mano como es la práctica.
El cambio que proponen implica una modificación en la Ley Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento, la cual, en su artículo 146 bis, debería indicar: “Los trabajadores cobrarán sus remuneraciones mediante depósitos en caja de ahorro -Cuenta sueldo- creada a sus nombres en el Banco de La Pampa. No será obligatorio para funcionarios y/o gerentes”.

Pueblos.
“De esta manera, el gobierno provincial garantizará esto a través del Banco de La Pampa, con la apertura de sucursales bancarias y/o cajeros automáticos en cada una de las 18 localidades que disponen de Comisiones de Fomento. Estas son Adolfo Van Praet, Agustoni, Chacharramendi, Colonia Santa María, Cuchillo Co, Falucho, La Reforma, Limay Mahuida, Loventuel, Maisonnave, Perú, Pichi Huinca, Quetrequén, Relmo, Rucanelo, Sarah, Speluzzi y Unanue. En algunas ya funcionan los cajeros, que fueron instalados por el BLP en los últimos años”, explicaron Solana y Coli en un parte de prensa.
En los fundamentos de la iniciativa destacaron que “actualmente, en algunos casos, la percepción de los haberes del personal se realiza mediante cheque, para cuyo cobro deben esperar la visita ocasional de la plataforma móvil del Banco de La Pampa, o bien trasladarse a localidades que cuentan con este servicio”.

Perjuicio y riesgo.
“Esta situación acarrea un evidente perjuicio para los trabajadores, a la hora de disponer de sus haberes. No solo no pueden disponer de ‘su’ dinero cuando lo necesitan, sino que para hacerlo deben trasladarse a otros lugares, viéndose obligados, en este caso, a hacerse de todo el efectivo, con los riesgos que ello implica, amén de los altos costos asociados”, afirmaron los autores.
Otras carencias que sufren los empleados y las empleadas que cobran con cheques es que no pueden acceder a servicios como el pago de servicios online, transferencias, tener a disposición tarjetas de débito y/o crédito y el resto de los beneficios asociados, entre ellos, créditos por reintegros de IVA.
“El Ministerio de Trabajo de la Nación establece que los empleadores deben abonar las remuneraciones en dinero de su personal permanente y contratado bajo cualquiera de las modalidades previstas en la legislación vigente, en cuentas abiertas a nombre de cada trabajador”, explicaron.
“Más allá de las claras obligaciones que fija la legislación citada, es de elemental sentido común y sensibilidad social, dar solución a una situación que vulnera no sólo principios de igualdad, sino que, además, impone límites a la libertad de disponer de sus bienes”, explicaron Solana y Coli.