miércoles, 28 octubre 2020
Inicio La Pampa Por el aumento de casos, alistan los hospitales modulares

Por el aumento de casos, alistan los hospitales modulares

HUBO 86 CASOS, EL REGISTRO MAS ALTO EN LA PAMPA EN PANDEMIA

La situación en Santa Rosa es delicada. Con una ocupación del 33,3 % de las camas de terapia intensiva y del 55,5 % de clínica médica en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR), estiman que en los próximos días deberán habilitar los módulos hospitalarios. También hay preocupación por el recurso humano. «Es finito» admiten desde Salud y anticipan que en poco tiempo podrían abrirse los hospitales modulares.
El incremento de casos que registró la capital pampeana pone a prueba la capacidad del sistema sanitario, que fue fuertemente reforzado por el Gobierno Provincial, y lo mismo ocurre con el personal del sector. Recientemente se conoció el caso del jefe de enfermería de Clínica Médica, Javier Piorno, que dio positivo de Covid-19.
El director del hospital Lucio Molas, Raúl Alvarez, dialogó con LA ARENA y explicó que «ha sucedido antes, hemos tenido bajas y hemos tenido la necesidad de reestructurar los servicios. Con la gente que está asignada a cada uno de los servicios que funcionan en el CEAR, se van supliendo no solamente los casos positivos sino aquellos que tienen que ingresar en cuarentena. Justamente, las bajas más grandes son por los aislamientos».
Con una metáfora futbolística, Alvarez graficó el escenario y reconoció que poseen «un equipo corto». De todas maneras, aclaró que esto no ocurre solamente en La Pampa, debido a que «el recurso humano es el más finito y más difícil de suplantar».
«Todo lo que es aparatología, más allá de la cuestión económica, uno va al mercado y consigue. El tema es que el recurso humano que tenemos en la provincia es siempre el mismo. Se va agudizando el ingenio para reasignar y reestructurar la atención, pero en general los actores son los mismos», agregó.
El director también aclaró que la situación «es muy dinámica» y que constantemente «están entrando en cuarentena algunos y ya están volviendo otros. Vamos reacomodandonos de esa manera».
«uno le tiene miedo al tema de la saturación del recurso humano, que tiene que seguir dando respuestas. La capacidad y la posibilidad de recambio no es lo suficiente que uno quisiera para poder dar respuesta. Entonces, en tanto y en cuanto la gente se cuide, y podamos ir administrando esta pandemia, nos va a permitir trabajar de una manera más tranquila, sin tener que pasar sobresaltos».

Ocupación de camas.
Consultado sobre la situación de camas, Alvarez transmitió tranquilidad y afirmó que «hoy estamos bien». Sin embargo, sostuvo que «nos seguimos preparando para dar respuestas en casos de necesidad y de que se sature el CEAR, pero todavía tenemos lugares libres».
En ese sentido, afirmó que en la sala de Clínica Médica poseen «más porcentaje de ocupación que terapia intensiva, pero todavía con el CEAR estamos pudiendo dar respuesta. A su vez, tenemos el hospital modular que está preparado con 58 unidades, que de ser necesario ya podríamos estar habilitandolo. Esto es paulatino, nos vamos acomodando y preparando a medida que se exige respuesta. Por ahora estamos bien».
El director indicó que por el momento no se han utilizado los modulares y estimó que podrán «seguir dando respuestas desde el CEAR un tiempo más, y luego cuando la situación epidemiológica lo imponga pasaremos ya a utilizar los modulares».
Según los datos aportados por Alvarez -ratificados por el Ministerio de Salud en su informe-,en el área de Clínica Médica del CEAR hay 10 camas ocupadas de un total de 18, lo que representa el 55,5 % de utilización. Por otro lado, en Terapia Intensiva el porcentaje es del 33,3 %, con seis unidades ocupadas de 18.
De esta manera, se encuentran en uso 16 camas de un total de 36 disponibles. El cálculo permite estimar que el porcentaje de ocupación es del 44,4 %.
Consultado sobre el aumento de casos, Alvarez señaló que analizan constantemente la proyección de la curva de contagios. En ese marco, si bien hay camas disponibles consideró la capacidad de atención no resistirá «mucho tiempo más».
«Afortunadamente tenemos esa infraestructura preparada para empezar a dar respuestas. En el CEAR estamos trabajando a un 70%, a veces estamos más cerca del 100 %. Estamos en una instancia en la que en poco tiempo seguramente tengamos que pasar a habilitar los modulares».

Pacientes leves.
Alvarez explicó que «la estrategia es que todos los pacientes graves o que ingresan con compromiso severo van a seguir en el CEAR y ahí se hace la asistencia de alta complejidad, los pacientes que empiezan a estar con un cuadro más leve son los que van a pasar a los modulares».
«Los modulares van a ser de menor complejidad, para completar internación. Son pacientes que van a recibir oxigenoterapia algunos días más pre-alta. Esa sería la lógica, hay 58 unidades modulares montadas para Clínica Médica y uno preparado para Terapia Intensiva».
Si bien entre las 58 están incluidas seis unidades de Terapia intensiva, no son para esta etapa. «Ahora lo que se va a habilitar es para Clínica Médica», indicó y reveló que «ya estamos con el ingreso de enfermeros para reforzar el plantel, y estamos trabajando con el plantel de médicos que van a dar asistencia en los modulares. Lo importante es resaltar que tenemos esa estructura preparada para dar respuesta ya».

«Respuestas separadas»
El director analizó la posibilidad de incluir al hospital Lucio Molas dentro de los establecimientos de atención de pacientes de coronavirus y explicó que está incluida dentro de una «cuarta etapa, donde esté todo colmado y tengamos necesidad de dar respuesta desde otro lugar». Sin embargo, señaló que » mientras podamos mantener separadas las respuestas y de esta manera no exponer a la gente que está dentro del hospital Lucio Molas lo vamos a tratar de evitar».
«Por supuesto que llegado el momento y la necesidad, se tendrán que utilizar todos los recursos que el Estado tiene a su disposición para dar respuesta a la gente», señaló Alvarez y agregó: «Esperamos que esto no suceda».
A su vez, también comentó que el Ministerio de Salud de la provincia «ha estado trabajando en forma permanente y conjunta con el subsector privado, y también está contemplada la etapa en la que le toque participar a las entidades privadas. Pero eso excede a la dirección del hospital».