Inicio La Pampa Por el escándalo vuelven a postergar la licitación

Por el escándalo vuelven a postergar la licitación

PORTEZUELO DEL VIENTO

Por segunda vez, el gobierno de Mendoza se vio obligado a postergar la fecha tope para comprar los pliegos de la licitación de Portezuelo del Viento. La nueva fecha es el 3 de julio. Fue luego del fuerte pedido que hizo la Cámara de la Construcción y en medio de las sospechas de que las enormes exigencias benefician directamente a una importante empresa mendocina.
La decisión fue tomada ayer por el gobierno de Rodolfo Suárez y se conoció a última hora de ayer. Junto con la postergación de la fecha tope para comprar el pliego, el gobierno autorizó a que el pliego se pueda consultar de forma virtual y sin obligación de adquirirlo.
Con la reprogramación de fechas, el cronograma queda de la siguiente manera: Presentación de ofertas: viernes 3 de julio de 2020, a las 10.00; Apertura de sobre N° 1: viernes 3 de julio de 2020, a las 10.30; Apertura de ofertas técnicas correspondientes a las ofertas básica, alternativa obligatoria, y variantes (si las hubiera): martes 11 de agosto de 2020, a las 10.00; Apertura de ofertas económicas correspondientes a las ofertas básica, alternativa obligatoria y ofertas variantes (si las hubiera): lunes 16 de noviembre, a las 10.00.
Desde la Casa de Gobierno mendocina explicaron a los medios de esa provincia que «las empresas mencionadas puedan atender los problemas frecuentes que surgen en la última etapa de preparación de ofertas para obras de esta magnitud» y que para facilitar la mayor participación de empresas y consorcios empresarios, y con ello mejores precios y condiciones de obra, «el Gobierno decidió establecer como nueva fecha el próximo 3 de julio para la recepción de las propuestas».
Para eliminar del todo cualquier restricción para empresas pequeñas que buscarán asociarse o ser incluidas como subcontratistas nominados y, por ende, necesitasen interiorizarse de los detalles del proceso, el pliego pudo y puede consultarse sin costo alguno manteniendo abierta la posibilidad de presentar preguntas o aclaraciones al pliego durante 7 meses. Se recibieron cientos de consultas, sugerencias y pedidos de aclaración que fueron respondidos.

Un solo pliego.
Fuerte repercusión mediática tuvo en Mendoza la carta enviada por la Cámara Nacional de la Construcción al gobernador Rodolfo Suárez advirtiendo por los importantes obstáculos que el pliego licitatorio presenta para las empresas interesadas en construir la represa Portezuelo del Viento. Quedó confirmado que hasta ahora se vendió un solo pliego y que lo compró Impsa, la empresa que está en el centro de las sospechas.
«La obra Portezuelo del Viento está en etapa de definiciones, pero el proceso se complica a pocos días de que se cumplan los plazos legales para comprar pliegos y presentar ofertas», informó el portal MDZol. «Hasta ahora se ha vendido un solo pliego y el gobernador Rodolfo Suarez acaba de recibir una dura advertencia: las empresas nucleadas en la Cámara Argentina de la Construcción reclamaron por las condiciones de la licitación que consideran inapropiadas y poco transparentes para una obra de esa magnitud».
Respecto al pliego de la obra -uno de los puntos señalados como un obstáculo para participar-, el medio fue el único en informar que «solo la mendocina IMPSA ha comprado un pliego», tal como se especuló en estos días. Impsa es Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A., la empresa que corre «con el caballo del comisario» en esta oportunidad y que está en el centro de la polémica. «Esa empresa no puede ir sola -aclaró MDZol-, por lo que es más importante saber quiénes son sus socios. El problema con el pliego no es el costo del pliego, sino algunas exigencias y detalles que hacen la diferencia».
«Uno de ellos es la posibilidad de incluir un ‘proyecto alternativo’ al oficial, que demanda un costo de más de un millón de dólares y tiempo de elaboración», advirtió el portal. La pretensión de contar con un «proyecto alternativo» fue señalada por la Cámara de la Construcción como otro de esos obstáculos.

«Un monto inaudito».
El portal BAE Negocios fue otro de los que se hizo eco de los cuestionamientos empresarios a la obra. Publicó que se trata «de un tipo de represa que hasta ahora no existe en la Argentina, con un monto involucrado inaudito para un proyecto hidroeléctrico que en el contexto de la pandemia aparece como la única ventana abierta que habrá este año para hacerse de un contrato con estas características» y precisó que «son unos U$D 1.000 millones que serán financiados íntegramente por la Nación, mediante el envío de cuotas. Hasta ahora, ya lleva desembolsados U$D 37 millones».
Según precisó, «las grandes firmas acumulan bronca contra las autoridades mendocinas porque consideran que la licitación está dirigida para que la ganen las empresas locales, a las cuales se les favorece en los pliegos, a tal punto que llevaron a la Cámara a pronunciarse al respecto, ante la presión de los peces gordos del sector».

Chicahuala tenía una consultora para empresas constructoras
Aunque todavía lo dan como un rumor, varios medios de comunicación mendocinos se hicieron eco de las declaraciones del diputado Hernán Perez Araujo publicadas por LA ARENA dando como un hecho la renuncia de Daniel Chicahuala a su cargo en el gobierno mendocino y corroborando que está directamente vinculada a la licitación de Portezuelo del Viento. Hablan de una incompatibilidad entre su cargo público y su condición de asesor privado de empresas constructoras. No obstante, ningún medio confirmó ni desmintió el alejamiento.
Según informó el portal Mendoza On Line, Chicahuala se desempeñó como subsecretario de Infraestructura durante la gestión de Alfredo Cornejo y ahora lo hacía como asesor del Ministerio de Infraestructura, donde estaba asignado a la redacción de los pliegos para construir Portezuelo del Viento.
«Sin embargo, en paralelo creó una consultora privada que se dedica a asesorar empresas de construcción y desarrollarles estructuras de negocios», detalló MDZol, echando luz sobre las causas de su expulsión. La consultora se denomina «DCH & Asociados – Consultores» y comenzó a funcionar en enero de este año.
Tras recordar las declaraciones de Pérez Araujo publicadas ayer en este diario, el portal informativo confirmó que «además de desempeñarse como representante en el Coirco, Chicahuala era el encargado llevar adelante la licitación de Portezuelo del Viento» y señala como prueba la información que el propio Chicahuala subió a su perfil personal en la red Linkedin. Allí declara que su trabajo de consultor es de jornada completa y lo desarrolla en paralelo con su tarea de asesor del Ministerio de Infraestructura.
Su consultora, siempre según Linkedin, se dedica «a brindar servicios de calidad a empresas que participan del sector de Obras de Infraestructura así como también en el del Desarrollo de Proyectos Inmobiliarios y similares».
En la empresa Impsa, Chicahuala se desempeñó entre 1987 y 1998, tanto en Argentina como en oportunidades de negocios fuera del país. «Justamente, ese pasado en IMPSA le ha valido algunos cuestionamientos en los últimos meses. Específicamente, porque según empresas constructoras nacionales el pliego licitatorio de Portezuelo del Viento le da ventaja a esa compañía respecto a otros competidores», detalló MDZol.