Inicio La Pampa Por la corrida se cayeron licitaciones de remedios

Por la corrida se cayeron licitaciones de remedios

EN LA PAMPA

Un clima de «incertidumbre» se vive por estas horas en el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia de La Pampa, tras la disparada del dólar y la profundización de la crisis económica que se generó el país producto de las políticas implementadas por el Gobierno nacional de Mauricio Macri. «No sabemos cuándo se va a estabilizar el dólar, y porque eso impacta en la inflación. Hoy por hoy, estamos en momentos de incertidumbre», afirmó el subsecretario de Hacienda, Guido Bisterfeld.
El escenario post-elecciones generó preocupación en sectores industriales y sociales, debido a que el aumento del dólar impactará en los índices de inflación y afectará a las pequeñas y medianas empresas, y particularmente a los trabajadores y los sectores más vulnerables de la población, quienes verán reducido su poder adquisitivo.
En ese sentido, el subsecretario de Hacienda, Guido Bisterfeld, afirmó que la situación «nos sorprendió, inclusive las declaraciones del presidente ese mismo lunes, el retardo en reaccionar ante eso» y sostuvo que «los que nos tiene mal es la incertidumbre, no hay precios relativos. Lo vemos en los comercios, no te venden, y si te venden no te dan precio y te lo cobran después».
A su vez, manifestó que tuvieron que «analizar todo» y reveló que «se están cayendo todas las licitaciones de medicamentos, de víveres y de transporte. Los proveedores que han cotizado a un valor lo están desestimando, por lo que tenemos que salir a comprar de apuro».

Costos y recaudación.
Bisterfeld afirmó que poseen casos en Salud «donde ya se han caído licitaciones sobre todo de medicamentos». Además, «se nos han caído licitaciones de adquisición de víveres, de transporte, que van atados todo a los costos». Según explicó, los proveedores se bajan «antes de perder y comprometerse a prestar un servicio que después no va a poder cubrir los costos».
El funcionario provincial remarcó que la profundización de la crisis tiene un «impacto en el corto y en el mediano plazo» porque, según informes económicos, una devaluación «del 20 % como la que se produjo dicen que llevan a una inflación del 6-7 %, que se traslada automáticamente al mes».
Por estos motivos, las cuentas están siendo analizadas en el Ministerio de Hacienda y se está trabajando «con la gente de Ingresos Públicos para ver cómo impacta en la recaudación, porque nosotros tenemos que ver lo que se recauda. La gente, en el medio de este problema, muchas veces lo que deja de pagar es el impuesto para comprar comida».

Coparticipación.
Bisterfeld recordó que «hasta octubre del año pasado, la recaudación venía por encima de la inflación, con lo cual en términos reales no perdíamos». Sin embargo, «a partir del último trimestre del año pasado, venimos perdiendo, por abajo, y eso es preocupante porque nosotros tenemos todos los costos, los salariales y los de funcionamiento común de la Provincia, atados a la inflación».
Por estos motivos, «la preocupación es esta, si se dispara la inflación y cómo impactará en la recaudación, porque mientras la recaudación acompañe la inflación estás cubierto, pero bueno lo importante es que la provincia siempre fue ordenada y hoy podemos solventar gastos sociales que antes se hacía cargo Nación que el gobierno nacional antes se hacía cargo, como por ejemplo en Salud, los planes de educación, los médicos comunitarios, las viviendas con el Plan ‘Mi Casa’. Todo eso lo absorbió provincia».

Incremento en las partidas.
Uno de las principales inversiones del gobierno provincial, además de la cuestión salarial, se da en la ayuda social. En ese sentido, Bisterfeld anticipó que en los próximos días ingresará un proyecto a la Cámara de Diputados de «incremento presupuestario», donde «las partidas que se incrementan son principalmente las sociales».
Esto se debe a que el Presupuesto 2019 se realizó «en base al informe que nos manda Nación, y nos habían dicho una inflación del 23 % para este año, y en el primer semestre fue del 22 %. Lo que nosotros proyectamos para todo el año pasó en el primer semestre».
El proyecto contempla un incremento en las partidas en general, «entre las que se encuentran el funcionamiento de los hospitales, la policía, los sueldos, entre otros, porque nos quedó totalmente desactualizado el presupuesto que hicimos, porque lo hicimos con una proyección del dólar aproximadamente a 40 pesos y una inflación del 23 %».
Por estos motivos, señaló que en la cartera económica se vive un clima de preocupación, pero «sobre todo de incertidumbre», debido a que «no sabemos cuándo se va a estabilizar el dólar, y porque eso impacta en la inflación. Hoy por hoy, estamos en momentos de incertidumbre».

«Compran los votos»
El gobernador electo de La Pampa, Sergio Ziliotto, cuestionó los anuncios electorales que realizó ayer el presidente Mauricio Macri y afirmó que «una vez más la realidad desmiente el relato de Cambiemos y sus voceros». En ese sentido, detalló en las redes sociales que el costo fiscal será de «$ 40 mil millones», los beneficiados serán «17 millones de trabajadores» y que a cada uno se le dará «$ 2.353 en total» y «no por mes». «Salieron a comprar votos por $ 2.353 para octubre», sentenció.

Paritaria con estatales
El subsecretario de Hacienda se refirió también a la reunión paritaria que se realizará el próximo martes y señaló que se encuentran «analizando números» debido a que «a partir del lunes se trastocó todo».
«La idea es llevar una propuesta el martes que le cierre a los gremios y que nosotros podamos pagarla en el tiempo, porque estamos también analizando la recaudación para ver qué impacto tiene esto. La verdad es que es una incertidumbre total», advirtió.
«Estamos analizando todos los números para ver qué es lo que vamos a poder ofrecer», enfatizó Bisterfeld y remarcó que el objetivo es «llevar una oferta el martes, porque nos ponemos en el lugar de los empleados públicos, a quienes le aumenta todo y no tienen aumento salarial. Pero no tenemos un número, lo estamos analizando para ver qué se puede hacer y qué número llevar».
En ese sentido, consideró que tanto el gobierno como los gremios que integran la Mesa Intersindical Estatal se encuentran con incertidumbre «al no tener referencias, ni precios relativos», por lo que «ni nosotros ni ellos» pueden arriesgar un porcentaje de aumento. A modo de ejemplo, recordó que «el año pasado los docentes insistían en un 20 % anual, y nosotros no queríamos saber nada. Resulta que después la inflación fue del 40 % anual, mira si hubieran firmado en ese momento».
«Si mañana le hacemos una buena oferta y ellos dicen que si, y el dólar se sigue escapando ellos quedan desactualizados», remarcó y enfatizó en que «al no tener precios relativos, no sabemos cuándo se va a estabilizar ni en qué valores».
«Es muy complicado, por eso estimo que van a hacer arreglos cortos. Lo que sí, una oferta vamos a llevar», aseguró Bisterfeld.
El funcionario destacó que desde el Gobierno provincial se dieron «aumentos acompañando la inflación», lo que representó un importante «esfuerzo financiero». «Bienvenido sea que podamos afrontarlo, y que la plata vaya al empleado público, porque es una forma de dinamizar la economía. Pero bueno, también tenemos que hacer una oferta responsable que la podamos afrontar», agregó.
Por otra parte, explicó que en la reunión que mantuvieron el pasado 8 de agosto «no sabíamos que iba a pasar esto. Lo que ellos saben, es que nosotros el martes vamos con una oferta concreta y en caso de que ellos lo acepten impactaría enseguida».
«Estamos viendo cómo nos va a impactar en la recaudación, porque una vez que nosotros hacemos la oferta salarial, ese costo queda fijo. No es cómo una suma fija por un mes, como anunció el presidente, sino que es un porcentaje de aumento en el sueldo que queda para siempre», concluyó.