Inicio La Pampa Por los homicidios de Rancul, perpetua para Pino y Quintero

Por los homicidios de Rancul, perpetua para Pino y Quintero

La Fiscalía solicitó que se condene a prisión perpetua a Ramiro Lázaro Pino (24) y a Gastón Ezequiel Quintero (19), a la pena de prisión perpetua, por los homicidios de Jacinto Atilio Tallone (79) y del ex intendente, Héctor Ceferino Lapettina (88), cometidos durante la mañana del 10 de noviembre en la localidad de Rancul. En cambio, la defensa oficial de ambos homicidas, pidió que se les juzgara por una figura menos grave, y pidieron una pena de 13 años de cárcel.

El tribunal colegiado que preside el juez de audiencia Carlos Federico Pellegrino y que también integran, los jueces María José Gianinetto y Marcelo Luis Pagano, dictarán sentencia el lunes 29 de junio.

Durante la jornada de ayer, las partes presentaron los alegatos finales, que fueron transmitidos en vivo a través del canal de Youtube del Poder Judicial de La Pampa.
La fiscala Verónica Campo, que llevó adelante la investigación con sus pares Armando Agüero y Damián Campos, dijo que de acuerdo a los elementos incorporados al debate, el 10 de noviembre Pino y Quintero se encontraron en un boliche de Rancul, fueron a la casa de la pareja del segundo nombrado y después de las 8, fueron al domicilio de Tallone.

También dijo que en «en el caso de Lapettina, no hay dudas que Quintero y Pino fueron quienes lo mataron y les robaron sus pertenencias». Esta afirmación la sustentó con testimonios de testigos, y con las huellas de calzado que encontraron de los dos en interior de la vivienda, además de ADN de la víctima debajo de las uñas de Pino.

Sobre la muerte de Tallone, Campo aseguró que «tampoco hay dudas» que fueron los imputados quienes lo mataron. También en este hecho, «la contundencia de las pruebas genéticas los pone dentro del domicilio de Tallone». Además, al lado de la puerta de ingreso se encontró la botella de una bebida alcohólica, que tenía las huellas de Pino y Quintero, y dentro de la casa del fallecido, también «se repiten las huellas de calzado».

Perpetua

La fiscala dijo que las puertas de cada uno de los domicilios no fueron violentadas, lo cual hace pensar que «Tallone y Lapettina les abrieron».
En otro tramo de los alegatos, se refirió a las lesiones que sufrieron ambos ancianos asesinados.

«Los dos están golpeados en la frente. Fueron sorprendidos y golpeados inmediatamente. Les dieron un golpe en la cabeza con un elemento contundente. Los dos tienen fractura de la base del cráneo y los dos fueron ahorcados. La mecánica es idéntica, a los dos los mataron cerca de la puerta de la casa, y si los ahorcaron después del golpe, no había chances de que se defendieran. Se aprovecharon del estado de indefensión de los ancianos.

No fue al azar, fueron a buscar a Tallone porque sabían que con Tallone iban a poder, y lo mismo con Lapettina. Se aprovecharon de que se trataba de un domingo a la mañana en un pueblo de 3.000 habitantes. Estos elementos prueban la alevosía con la que mataron a ambos ancianos», refirió.

Por ello, solicitó que se condene a ambos imputados a la pena de prisión perpetua, al acusarlos del delito de Homicidio doblemente calificado, por haber sido cometido con alevosía y por haber sido «in criminis causa», en dos hechos, en concurso real.
«Se da el homicidio criminis causa porque la muerte de los dos ancianos fue para procurar impunidad.

Agravantes

Ambos defensores oficiales, tanto Mauro Fernández (defensor de Quintero) y Walter Vaccaro (defensor de Pino), expusieron en el mismo sentido, al solicitar una pena de 13 años para sus pupilos por el cargo de Homicidio en ocasión de robo.
En este sentido, ambos citaron fallos pasados de la Justicia piquense sobre casos resonantes y similares, en los cuales los jueces no aplicaron el agravante por alevosía.

Primero Fernández reconoció la responsabilidad de Quintero en el hecho, y consideró que la calificación correcta, debía ser la de Homicidio en ocasión de robo, en dos hechos, en concurso real. Difirió con la fiscalía, a que se «encuentran acreditados los agravantes de Homicidio en alevosía y criminis causa para lograr impunidad».

Dijo que «la alevosía no está demostrada» y que «lo que menos hicieron durante todo el raid delictivo fue procurar impunidad», dado que tras cometer el hecho fueron a una pollería y a otros comercios de Rancul, para luego almorzar en la casa de Pino y más tarde viajar en remis a Realicó. Como elementos atenuantes de su conducta, consideró la corta edad del acusado, que tiene una hija de un año, su bajo nivel sociocultural y que obró en estado de intoxicación.

A su turno, Vaccaro también dijo que «no se da la alevosía» y pidió para Pino, 13 años de cárcel por la figura de Homicidio en ocasión de robo.
En el cierre de la audiencia, Quintero se mostró arrepentido y pidió disculpas a la familia. El fallo se dará a conocer el lunes 29 de junio.