Inicio La Pampa Por qué los bonaerenses envidian a los pampeanos

Por qué los bonaerenses envidian a los pampeanos

VACUNACION

(Jacinto Arauz) – Con 10 mil personas inmunizadas Puán resulta uno de los distritos con mayor índice de residentes vacunados en la provincia de Buenos Aires, aunque algunos vecinos que deben recorrer hasta 100 kilómetros para inocularse reclamaron ser tratados como en La Pampa, donde cada pueblo tiene un vacunatorio. Si bien la elevada inmunización es una buena noticia para este distrito lindero con La Pampa, que actualmente se encuentra en Fase 2, entraña muchas dificultades tener que viajar un largo trecho para vacunarse.
En algunos casos, los vecinos con medio de movilidad propio se ofrecen para llevar a otros que tienen turno ese mismo día, pero muchos deben recurrir a vehículos de alquiler cuyo costo resulta muy considerable para estas distancias.
Esto sucede porque el gobierno de Axel Kicilliof instaló un centro de vacunación en Puán, cabecera del distrito comandado por el intendente Facundo Castelli (JxC) y los residentes de Darregueira, Bordenave, 17 de Agosto, Felipe Sola, Villa Iris y San Germán deben viajar hasta allí para recibir su vacuna. Son unos 60 kilómetros desde Darregueira, 90 desde Villa Iris y unos 120 hasta San Germán.

Reclamos.
En los últimos días, los concejales del Frente de Todos Emiliano Stadler y Paola Negrete realizaron gestiones ante la Región Sanitaria 1 y se comunicaron con el titular del Ente de Salud de Puán, Cristian Hagg, para conversar sobre las mínimas condiciones necesarias para realizar la vacunación en Villa Iris y Darregueira, donde existen centros de salud. Los residentes reclaman insistentemente porque observan que en cada pueblo de La Pampa hay un hospital con logística suficiente para vacunar a los vecinos y pretenden un trato similar.
Stadler precisó que las condiciones están relacionadas al número de inscriptos y el volumen de dosis para cada localidad. «Presentaremos un proyecto para formalizar en cada Delegación la designación de transportes para personas con dificultades para trasladarse al Centro de Vacunación» agregó. Horas después, el Ente Descentralizado de Salud autorizó la vacunación itinerante en Darregueira y Villa Iris: «estará dirigida a mayores de 55 años y sujeta a la disponibilidad de dosis. Por eso, debemos aguardar la llegada de nuevas vacunas para comenzar con la logística y distribución. Oportunamente se brindarán los datos para la preinscripción de personas mayores de 50 años, con o sin enfermedades preexistentes, que aún no hayan recibido la primera dosis», anunciaron.