Por tener explosivos, le confirmaron una sentencia de 3 años

El Tribunal de Impugnación Penal confirmó la pena a 3 años de prisión en suspenso por el delito de tenencia simple de explosivos a un hombre en General Pico. Esta sentencia la había dictado el juez de audiencia, Florentino Rubio, el pasado 11 de junio.

Dicho magistrado, tras el juicio oral, había dado por probado que el joven de 19 años, fue interceptado por la policía de aquella ciudad el 27 de mayo de 2017, cuando circulaba en un automóvil, junto a su hermano, teniendo dentro del vehículo una bomba molotov.

Rubio le dio 3 años en suspenso y le unificó esa sanción con otra anterior, que le había dictado el juez de control, Heber Pregno, el 1 de agosto de 2017, en una pena unificada de 3 años de prisión de ejecución condicional. Además, le fijó pautas de conducta durante dos años, entre ellas abstenerse de comunicarse y acercarse a cuatro personas.

Según informó el Superior Tribunal de Justicia, el juez del TIP, Mauricio Piombi, autor del voto inicial al que adhirió su par Fernando Rivarola, señaló que los agravios de la defensa “resultaron ser una reproducción de su alegato final” en el debate y que, por lo tanto, no “resultaron eficaces para debilitar la valoración del juez sentenciante”. Por lo que confirmó la pena del magistrado.