Inicio La Pampa "Por un techo para nuestros hijos"

«Por un techo para nuestros hijos»

PROTESTA DE MUJERES EN EL IPAV POR ENTREGA DE VIVIENDAS

El déficit habitacional en la provincia, signado por la falta de un cupo real de Nación para la construcción de viviendas sociales, es evidente y quedó expuesto con la última entrega de 1.009 casas del IPAV, por la que continúan las quejas de vecinos y vecinas frente al organismo provincial.
Ayer un grupo de mujeres reclamó con pancartas y corte de calle en la avenida Argentino Valle frente al IPAV por una vivienda. Afirmaron que se quedarán en el lugar «hasta tener una solución» y denunciaron públicamente que consideran que se registraron situaciones irregulares en la entrega de viviendas. «No pedimos que nos regalen nada, solo un techo digno».
Melisa, una de las mujeres que participó del reclamo, explicó: «Estamos reclamando por un techo para nuestros hijos. Hace once años que estoy esperando, tengo cuatro entregas de casas pasadas, dos veces fue la asistencia social a mi casa y vio que no tengo piso ni agua caliente, se llueve todo y vivimos en una pieza todos juntos».
Sobre la visita de la asistente social, agregó que «nos dijeron que tenía que tocarnos la casa porque no podemos vivir así y no nos tocó ahora tampoco. Estamos cansadas. Ya no tenemos lágrimas para esto; hace once años que estamos preguntando pacíficamente y no nos dicen nada. Me cansé de esperar».
Melisa tiene dos niños, de 11 y 8 años. Vive atrás de la casa de sus suegros y recordó que incluso desde el IPAV le exigieron hacer un trámite para demostrar que el lugar era «prestado».
«Lo hice, no tengo nada, no tengo posibilidad de tener otra cosa, soy empleada doméstica», manifestó entre lágrimas.

«No nos vamos».
El grupo de mujeres que protestó frente al instituto de la vivienda provincial aseguró que continuarán con el reclamo. «De acá no nos vamos a mover, si nos tenemos que quedar una semana, lo vamos a hacer. No queremos que nos tomen más el pelo y nos den una solución», destacaron.
Otra vecina advirtió que «todo el mundo sabe cómo es esto» en referencia al formato de adjudicación de las viviendas sociales y resaltó: «Si fuera visible todo, no habría problemas. Me da vergüenza hacer lío pero realmente no me queda otra, no me gusta venir a cortar una calle pero no tengo opción».
Desde el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), informaron que desde el pasado martes, cuando se conoció el listado de adjudicatarios, se podrán realizar reclamos y denuncias sobre los beneficiarios. El plazo para ello es hasta el 7 de marzo y después el instituto tendrá diez días para responder.
La falta de fondos nacionales para la construcción de viviendas -durante el kirchnerismo se hacían 2.000 viviendas por año en la provincia- generó un problema en La Pampa. Incluso, desde el IPAV advirtieron que hicieron un corte por «antigüedad» en los inscriptos para 2012 y destacaron que había 1.009 casas para más de 2.000 anotados hasta ese año.