Inicio La Pampa "Por una posición anti Cambiemos"

«Por una posición anti Cambiemos»

SOLANA Y UN POSIBLE BALOTAJE PRESIDENCIAL

El diputado provincial del Partido Socialista, Luis Solana, aseguró que en una eventual segunda vuelta presidencial entre Alberto Fernández y Mauricio Macri ese partido «claramente se va a inclinar por una posición anti Cambiemos», en un anticipo de lo que será el voto de esa fuerza política a la hora de votar por el sillón en la Casa Rosada.
Solana brindó una extensa entrevista al programa El Aire de la Mañana, por Radio Noticias, y allí repartió críticas a los cambios que se produjeron en la política nacional en las últimas semanas, especialmente los de Miguel Angel Pichetto y Sergio Massa, al tiempo que lamentó que «el progresismo» no se haya consolidado en un espacio extendido en el tiempo.
«Si hay un balotaje, no tengo dudas a quién votar, voy a esperar que en ese balotaje entre (Roberto) Lavagna, pero si no llega a entrar, y son Alberto Fernández y Mauricio Macri, tengo mi posición, pero el partido va a resolver a quién acompañar y se va a inclinar por su posición anti Cambiemos», adelantó Solana.
Para el legislador, «muchos sectores de la sociedad tienen un recuerdo positivo con el kirchnerismo, pero veníamos en un país en que se acumulaba la recesión en los últimos cuatro años, era un gobierno que no tenía más nada para ofrecer y frente al fracaso del kirchnerismo se le garantizó la alfombra roja a Macri y como consecuencia de eso, tenemos esta realidad».
El referente del Socialismo pampeano también criticó el actual estado de la política argentina, que según su visión, no tiene ninguna posibilidad de realizar coaliciones que resulten positivas para una gestión de gobierno.
«Yo creo que la denominada ‘grieta’ es una cuestión de voluntarismo de la política, vos no ves que está instalada en la sociedad, donde la mitad del electorado y la otra mitad, resuelven entre dos opciones. Hay también una construcción de los medios de comunicación, que trabajaron denodadamente en ese sentido. Clarín y La Nación lubricaron el camino de la política neoliberal de ajuste y están generando el fantasma del kirchnerismo para amontonar en un barco amarillo toda la cantidad posible de sectores y resultados electorales positivos».
Solana añadió: «Creo que estamos todos un poco desquiciados, no hay propuestas ni debates de ideas, es una cosa espantosa, no hay coaliciones de partidos que deben ser sólidas, como Uruguay».

«Mercado».
Solana también repartió críticas porque «se abrió un mercado de pases», en referencia a Pichetto y Massa. «Pichetto fue oficialista con Menem, con Cristina; y con Macri le venía garantizando su política. Massa también especulando, hasta Martín Losteau, que no sabe si va para un lado o para otro, eso es tremendo. Son las personas que hablan en nombre de grandes sectores de la población y los ves con una falta de ética política, solidez y principios».
Solana, en tanto, admitió que la fórmula que contendrá al socialismo en las presidenciales será la de Lavagna junto al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.
«Lo que me conforma es la posibilidad de representar una opción que se ponga equidistante de Cristina y Macri. Hay muchos argentinos que no votarían nunca a Cristina pero que no quieren saber nada con este presente desastroso, de ajuste, donde todo el mundo la pasa un poco mal. Lo de Urtubey no está resuelto, me comuniqué con Santa Fe y habrá una reunión con Miguel Lifschitz, con Margarita Stolbizer, quienes propusieron una reunión para discutir la fórmula, pero de todos modos los anuncios que ya ha habido y el resultado en la elección de Santa Fe, no sé si se puede cuestionar esa fórmula».

Progresismo.
En otra de las preguntas, a Solana se lo consultó sobre el espacio progresista, que nunca logró consolidarse como una opción política duradera en el país. «El progresismo en Argentina lo acompañó a Ricardo Alfonsín, al FrePaSo, a Chacho Alvarez, a la Alianza, a Néstor Kirchner, a Hermes Binner, pero el progresismo nunca estuvo representado en un partido político. Se ha ido moviendo en el péndulo de las opciones, pero nunca se pudo consolidar en un partido que permanezca en el tiempo. El socialismo ahí tiene un déficit, algo nos ha pasado, que se intentó con Hermes Binner, se está intentando con Miguel Lifschitz, pero no hemos podido llegar a pasar el umbral de la consolidación del progresismo. Tenemos que hacer una autocrítica y ver qué nos está pasado para lograr la unidad del progresismo y generar una opción verdaderamente progresista».

La elección de Lavagna
«Lavagna es un hombre moderado, ha probado que puede manejar la economía de una manera más o menos eficiente y si hay que elegir entre a quién dejarle la economía del país, Macri o Lavagna, no teníamos duda», dijo Solana respecto al candidato presidencial. «Además, a nivel nacional el partido venía manejado una opción alternativa. No es la ideal, pero se concretó esta posibilidad a partir de la candidatura de Lavagna», indicó.