Inicio La Pampa Portezuelo: ahora Mendoza va por el trasvase

Portezuelo: ahora Mendoza va por el trasvase

ENVALENTONADOS POR EL APOYO DE MACRI, BLANQUEAN SUS INTENCIONES CON LA PRESA

Un día después que lo hiciera el Senado, la Cámara de Diputados de Mendoza ratificó ayer el acuerdo entre el gobierno de esa provincia y la Nación para la construcción de la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento, que demandará una inversión de 1.023 millones de dólares, que serán solventados enteramente por el Gobierno Nacional. Con la garantía de los fondos para construir la obra, en Mendoza ya vuelven a hablar de lo que tantas veces negaron: que Portezuelo del Viento es en realidad la piedra fundacional para sacarle agua al río Grande, es decir, el río Colorado, y derivarla al Atuel.
Con la votación de ayer, el proyecto de ley para financiar el denominado «Aprovechamiento Hidroeléctrico Multipropósito Portezuelo del Viento» obtuvo la sanción definitiva. Esto abre las puertas a que Nación empiece a girar el dinero a la provincia de Mendoza y ésta avance con los preparativos para el llamado a licitación. Lo que hizo la Legislatura mendocina entre el martes y el miércoles fue darle el aval parlamentario al decreto 1320/2019 del Poder Ejecutivo Nacional, del 18 de junio de 2019, que contiene el acuerdo para la ejecución de la obra «Aprovechamiento hídrico multipropósito Portezuelo del Viento».
Mientras que los bloques mayoritarios le dieron su enfático apoyo a la iniciativa, hubo dos voces disidentes: la del justicialista Gustavo Majstruk y la de la legisladora del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), Macarena Escudero.

Fideicomisos.
De esta manera, se estima que antes de fin de año se comenzará a recibir el dinero, que quedará en un fideicomiso para su utilización, una vez comience la obra. Desde el Gobierno provincial señalaron que en menos de dos meses podría llamarse a licitación, y que luego de todo ese proceso, a mediados del 2020, empezaría la construcción.
«La energía que se genere quedará para Mendoza y los recursos económicos que se obtengan, se utilizarán para crear otros fideicomisos destinados a financiar nuevos proyectos hidroeléctricos», detalló el diario Los Andes en su edición on line de ayer.
Jorge López, diputado radical, afirmó en el recinto: «La provincia ha logrado tener la ejecución de la obra sujeto a nuestro régimen jurídico y eso pone de relieve la importancia de haber firmado un acuerdo de estas características». A ello sumó como aspecto sobresaliente «la creación de un fideicomiso para la ejecución y cuyos excedentes serán destinados a otras obras para el desarrollo hidroeléctrico de la provincia».
Otro legislador radical, César Biffi, expresó que Portezuelo «es una obra largamente anhelada por Mendoza» y que el acuerdo por los 1.023 millones de dólares «significa más puestos de trabajo, mejoras en la provisión de energía, en el regadío, múltiples beneficios por donde se lo mire».
Lucas Ilardo, de Unidad Ciudadana, sostuvo que «vamos a acompañar el proyecto esperando que se tomen todos los recaudos necesarios para utilizar ese dinero de la mejor manera», en tanto que Javier Cofano (PJ), manifestó su acompañamiento a la propuesta «porque es el cumplimiento de un convenio que ya había generado un gobierno provincial, y esto lo que hace es poner por escrito y dejar firme ese convenio».

Revive el trasvase.
Cofano también dijo que «esta obra tiene muchísimos años desde el momento en que se la planificó y tiene gran importancia para el desarrollo del sur mendocino», añadiendo que también es necesario «el trasvase del río Grande al Atuel».
Sobre este último punto, el trasvase de caudales del río Grande -que es el principal aportante del río Colorado- al río Atuel, coincidió Gustavo Majstruk (PJ), quien no obstante, manifestó su voto negativo al proyecto en tratamiento.
La diputada Macarena Escudero (FIT) se abstuvo de votar el proyecto.
Los medios de comunicación mendocinos no informaron si alguno de los diputados habló de los cuestionamientos que tiene la obra, en particular promovidos por la provincia de La Pampa, como así tampoco dedicaron ni una línea a informar los motivos por los cuales Majstruk y Escudero no apoyaron el proyecto.