Inicio La Pampa Portezuelo: duro cruce en Coirco

Portezuelo: duro cruce en Coirco

LA PAMPA RECHAZO POR POCO SERIO EL ESTUDIO DE IMPACTO

Los representantes del gobierno pampeano en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado rechazaron formalmente el martes el Estudio de Impacto Ambiental Regional del proyecto hidroeléctrico multipropósito Portezuelo del Viento que ese organismo encomendó a dos universidades nacionales. Con el rechazo pampeano, se generó un diferendo que de acuerdo al Estatuto del Coirco deben resolver los gobernadores de la cuenca en el seno del Consejo de Gobierno del comité. La objeción pampeana se basó en la auditoría realizada por profesionales de la Universidad Nacional de La Pampa.
«El estudio deja mucho que desear», sostuvo el secretario de Recursos Hídricos del gobierno provincial, Javier Schlegel, al fundamentar el rechazo pampeano al trabajo académico realizado por las Universidades Nacionales de La Plata y del Litoral. «Es un estudio que se hizo por partes, sin tener en cuenta la integralidad del proyecto ni aspectos fundamentales como es el trasvase del río Grande al río Atuel», detalló el funcionario, que el martes llevó la voz cantante en la reunión del Coirco. «Fue una reunión bastante tensa, en la que cada uno dijo lo que tenía que decir, y muchas de nuestras objeciones no fueron respondidas», acotó.
Junto con Schlegel, La Pampa estuvo representada en la reunión por el delegado alterno en Coirco, Juan Greco, y el procurador y delegado titular Hernán Pérez Araujo. Junto a ellos viajaron a Bahía Blanca -sede oficial del Coirco-, la asesora Luisina Grandón y el geólogo Fernando Tourn, este último en representación del equipo de la UNLPam que elaboró el informe crítico del Estudio de Impacto Ambiental Regional.
El encuentro fue encabezado por el nuevo presidente del Coirco, el rionegrino Mario de Rege, que tomó formalmente posesión del cargo en nombre del Ministerio del Interior de la Nación; y contó con la presencia del representante de Buenos Aires, Mario Aragón, el de Río Negro, Daniel Petri, dos delegados de Mendoza y uno de Neuquén.

Rechazo.
Portezuelo del Viento es una gran represa que el gobierno de Mendoza, con pleno apoyo del gobierno nacional, quiere construir sobre el río Grande, el más caudaloso de los aportantes del río Colorado. Es un proyecto que en un principio era solo de carácter hidroeléctrico pero que, ante los primeros reclamos de la provincia de La Pampa, Mendoza presentó como «aprovechamiento multipropósito», aunque sin clarificar cuáles eran los nuevos alcances. Esta fue una de las falencias más fuertes detectadas por la UNLPam.
El rechazo pampeano al Estudio de Impacto Ambiental Regional se fundó en la auditoría realizada por los profesionales de la UNLPam, que durante meses analizaron la documentación técnica elevada por Mendoza al Coirco, los documentos generados dentro del comité de cuenca, y los informes parciales y el informe final entregado por las Universidades de La Plata y del Litoral.
El trabajo detectó gran cantidad de falencias técnicas, cuestionó la metodología utilizada por las Universidades para desarrollar su Estudio, advirtió por temas claves que no han sido analizados con la profundidad requerida, y concluyó en que no están cumplidos los objetivos para los cuales fue contratado, que eran principalmente hacer un buen diagnóstico de situación, analizar los eventuales impactos, y determinar acciones de atenuación.
«La calidad técnica del trabajo que han entregado las Universidades contratadas por el Coirco es baja, lo cual no es habitual en este organismo, cuyos estudios siempre fueron fuente de consulta», sostuvo Greco al explicar a LA ARENA su opinión. «Creo que es un estudio lamentable para Coirco y que Coirco aún se debe un estudio real de la cuenca», abundó.

Quiebre.
Además de la auditoria realizada por la UNLPam, La Pampa fundó su rechazo en otros aspectos graves. «Consideramos que el Estudio no refleja ni los términos de referencia que acordamos ni el contrato firmado con la UTE de las universidades; cuestionamos que no está contemplado el trasvase; les reprochamos que hayan tomado como base la Manifestación de Impacto Ambiental que hizo la provincia de Mendoza por su cuenta y acotada a su territorio; y nos molesta que las Universidades no hayan consultado la opinión de los organismos y especialistas pampeanos, sabiendo que tienen muchos cuestionamientos a la obra», enumeró el secretario Schlegel.
«A nuestro entender, la forma en que se ha procedido con Portezuelo del Viento ha quebrado una relación de confianza entre las provincias que siempre existió ahí dentro, porque vemos que hubo cosas que se decidieron a espaldas de nuestra provincia, y eso lo dijimos en la reunión», acusó el funcionario. «Ellos lo niegan, pero nosotros estamos convencidos que a las Universidades para realizar el estudio se les marcaron pautas de trabajo sin consultarnos», acusó.
Los representantes de las otras provincias consideraron que el Estudio refleja el trabajo encomendado y que sus resultados avalan la construcción de Portezuelo del Viento. «Ellos no tuvieron ninguna objeción», sintetizó Schlegel.

Diferendo.
El rechazo pampeano al Estudio de Impacto Integral Regional sobre el proyecto Portezuelo del Viento generó un diferendo que, según el Estatuto del comité de cuenca, obliga a elevar el tema al Consejo de Gobierno del Coirco, para que sean los gobernadores, es decir, la máxima autoridad de gobierno de la cuenca, los que decidan si lo aprueban o no.
Anticipando que, llegado ese momento, el gobernador pampeano respaldará la postura de sus delegados, y los otros gobernadores procederán de la misma forma con los suyos, es de prever que el tema llegará a manos del Presidente de la Nación, que actúa como instancia extraordinaria para la resolución de estos desencuentros. El Presidente que esté en funciones en ese momento deberá emitir su laudo, como hizo Mauricio Macri cuando La Pampa objetó la construcción de la represa.
«Ellos querían darlo aprobado por mayoría, pero Pérez Araujo marcó con claridad que al no haber unanimidad, deben ser los gobernadores los que tomen la decisión final», concluyó el secretario.

Demanda por desaguadero
Hoy por la mañana, el gobierno pampeano presentará ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la ampliación de demanda que le solicitó ese órgano en la causa para la creación del Comité de Cuenca del río Desaguadero. Esta presentación es consecuencia de una resolución tomada por la Corte a principios de mes, cuando aceptó el pedido pampeano de tomar en sus manos, ante la inacción y desinterés de Nación, la creación del organismo de cuenca. La resolución judicial es una luz de esperanza para los permanentes reclamos pampeanos de que las provincias de aguas arriba hagan un uso consensuado y federal de los ríos interprovinciales.