PPP: denuncian que Nación pagaría U$S 1.000 millones

FRACASO DE FIDEICOMISO PARA AUTOPISTAS

Ante el fracaso del fideicomiso que buscaba conseguir el financiamiento para empezar las obras de participación público privada (PPP), el Gobierno de Mauricio Macri podría forzar al Banco Nación a aportar la totalidad de los 1.000 millones de dólares necesarios.
La denuncia la realizaron los trabajadores de la entidad bancaria, englobados en la agrupación De Frente, quienes advierten de “un vaciamiento que en poco tiempo centrará el discurso en la ineficiencia del Banco, para luego utilizar esa excusa enmarcada en un escenario caótico, para así privatizar la institución”, según publicó ayer el sitio www.lapoliticaonline.com.
El fideicomiso en cuestión fue anunciado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, hace tres meses y todavía no consiguió la adhesión de ningún banco privado. Incluso de aquellos que el Gobierno descontaba como el HSBC.
De acuerdo a lo que había publicado LPO, el único corredor que está cerca de conseguir el “cierre financiero” de su proyecto es el que está a cargo de la mega constructora China Construction America (CCA), que gracias a un decisivo apoyo estatal de Beijing, habría logrado armar un consorcio de bancos que financiarían los 1.175 millones de dólares correspondientes. Justamente los chinos son los que tienen a su cargo la autovía de la ruta nacional 5, de Anguil a Santa Rosa, una obra que comprenderá también los accesos y trabajos complementarios en esa zona de la capital pampeana.
“La idea de esta ingeniería financiera es que el Nación se haría cargo de entre 200 a 300 millones de dólares, mientras que las entidades privadas aportarían el monto restante. Al tener como cliente deudor al Ministerio de Transporte y no a las constructoras que tienen serios problemas judiciales a raíz del escándalo de los cuadernos, se especulaba con poder sortear este impedimento y atraer el interés de las firmas”, señaló LPO.
Sin embargo, esto no pareció suficiente para los abogados de los bancos, quienes afirman que el fideicomiso no soluciona los problemas de “compliance”, por los que se rechazan todos los clientes con implicaciones penales.
Es por eso que el Gobierno apelaría a las arcas del Nación en un intento desesperado para iniciar las obras y rezar para que dentro de pocos meses Argentina pueda volver al mercado de capitales, ya que los 1.000 millones no durarían demasiado en tamañas autopistas.

Carta Orgánica.
Para que esa iniciativa prospere, la institución que preside Javier González Fraga debería incumplir con su Carta Orgánica y vulnerar su artículo Nº 25, agravando aún más la especial inestabilidad institucional que atraviesa el banco.
“La última semana renunciaron dos directores que justamente alegaban el desfinanciamiento que la asistencia al Tesoro le implica al banco público. A su vez, el Nación suspendió las operaciones de descuento de cheques este jueves, aplicó un fuerte recorte de préstamos y se niega a convalidar el aumento del 12% que el sindicato de bancarios firmó con tres de las cuatro cámaras del sector”, indicó el informe periodístico.
Las entidades gremiales también denuncian que el gerente General Juan José Fragati habría facilitado el ascenso de su hermano en el escalafón de la entidad como subgerente General, en un nuevo caso de nepotismo, advirtió LPO.