Inicio La Pampa Preocupa a mercantiles la situación de Garbarino

Preocupa a mercantiles la situación de Garbarino

GENONI HABLO DEL ACUERDO

El Sindicato de Empleados de Comercio es el que tiene la mayor cantidad de afiliados en el país. En las últimas horas se firmó un reajuste de su paritaria del año anterior y acordó recibir sumas fijas. 

«Con el gobierno de Mauricio Macri los trabajadores en términos reales perdimos el 50% del salario, pero también el comerciante perdió en la misma medida», expresó Rodrigo Genoni, dirigente del Centro Empleados de Comercio. No obstante indicó que los comerciantes «van a pagar el aumento» que se dio a conocer por estas horas porque al cabo «significa nada más que un acompañamiento parcial de la inflación».

Las Cámaras Argentina de Comercio (CAC) y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) firmaron con la Unión de Entidades Comerciales Argentinas (Udeca), el acuerdo por el que se abonarán sumas fijas para recuperar «el poder adquisitivo de casi un millón y medio de mercantiles en todo el país».

Lo pactado

La recomposición salarial -que clausura la paritaria 2019- incluye una suma fija de 1.000 pesos para febrero, otros 1.000 para marzo y 2.000 pesos para abril. Esta última suma se mantendrá vigente en los meses siguientes hasta su absorción y/o compensación.

Así quedó determinado que el empleado de comercio que percibía un salario de 27.311,61 pesos cobraría 41.790,07 en abril próximo, y los adicionales establecidos en el convenio colectivo 130/75.

Rodrigo Genoni confirmó los datos ofrecidos por la central nacional, aunque aseguró que es sólo un paliativo porque los trabadores perdieron en los últimos cuatro años un 50% del poder real de sus salarios.

«Menos que la inflación»

Expresó que el sector del comercio «está complicado», pero que los propietarios van a pagar porque el incremento es «menos que la inflación». Admitió que «el comercio está parado, y el cambio de gobierno no mejoró la situación y estamos con los efectos de los años del macrismo. No hubo reactivación, y si algunos creyeron ver un veranito algunas semanas atrás fue porque la gente no se pudo ir de vacaciones y gastó aquí. Pero se compra solamente lo que necesita, como pasa ahora con los útiles escolares».
Razonó Genoni que «hoy el país está con la negociación de la deuda, y por eso no se sabe el presupuesto que habrá para las políticas públicas».

Situación de Garbarino

En otro momento ejemplificó la situación aludiendo al anunciado «cierre de Garbarino… porque si bien los bancos están dispuestos a que siga, lo que no hay es acuerdo con los proveedores, porque a ellos les da lo mismo Garbarino que Megatone o Fravega».

¿Qué va a pasar con la sucursal en Santa Rosa? «Creo que no va a ser de las primeras en cerrar, y sí en cambio lo van a hacer en aquellas zonas donde Garbarino tiene varios locales. Aquí hay sólo una con un plantel que no llega a diez empleados», concluyó.