Preocupa el aumento de la demanda social en General Acha

ARRARAS VALORO EL TRABAJO DE MERENDEROS Y CENTROS RELIGIOSOS

La intendenta de General Acha, María Julia Arrarás se mostró preocupada por la situación económica y social que atraviesa la localidad. “Es tremendo, cada vez se agudiza más”, dijo en una entrevista mantenida con este diario.
En ese contexto, la mandataria aseguró que la demanda social ha experimentado un importante crecimiento, debido a que estimó que los reclamos de ayuda y asistencia que se recibe desde la municipalidad, prácticamente se han triplicado.
Según Arrarás se trata de hacer lo que mejor se puede porque solamente se reciben las partidas correspondientes a la coparticipación. “Hoy por hoy estamos afrontando este tipo de problemáticas con la gestión de recursos propios”, añadió en diálogo con esta agencia.

Golpes.
Por otro lado, sumado al contexto nacional y provincial, Arrarás hizo especial mención a los duros golpes que sufrió General Acha durante el último tiempo. En ese sentido, recordó el cierre de la planta del Frigorífico que ocupaba a más de un centenar de personas, muchos de ellos jefes de familias.
Más allá que desde el municipio se absorbió parte de la desocupación generada por el cierre del Frigorífico, lo cierto es que esta no se produjo en un buen número. Algunos de los trabajadores desocupados tuvieron que abrir algún negocio o buscar trabajo en otras áreas o empresas. Mientras que otros directamente se tuvieron que volcar a la realización de tareas rurales en diversos establecimientos de la zona.
Por ese motivo, Arrarás insistió en que resulta sumamente importante que alguna empresa se radique en la ciudad, a los fines de amortiguar la problemática social y económica que se ha visto incrementada por la falta de oportunidades laborales.
Tampoco pasó por alto los serios problemas provocados por los incendios rurales registrados en el verano de este año, como así también el tornado que azotó la ciudad el pasado 9 de marzo. Lo que ocasionó significativos daños materiales y de infraestructura, en distintos puntos de la localidad.

Merenderos e Iglesias.
Ante este preocupante escenario, la intendenta agradeció el valioso trabajo que vienen realizando diferentes merenderos e iglesias evangélicas, entre otras instituciones religiosas y deportivas locales.
En ese escenario, la jefa comunal achense opinó que se trata de un aporte que redunda en beneficio de todos, y que por otra parte, permite oxigenar la alta demanda de ayuda social que recibe la comuna. “Es que el municipio sólo no puede cubrir todas las necesidades”, resaltó a LA ARENA.
Asimismo, puso especial atención también a la tarea que se hace desde la escuela de Boxeo, ámbito que consideró de suma importancia para que los chicos y chicas estén ocupados en una actividad saludable, que a su vez les proporciona contención.
Por último, e independientemente de los problemas económicos que afronta la sociedad, la jefa comunal afirmó que su gestión trata de gestionar y apoyar este tipo de actividades porque se apuesta a la juventud, la educación y la cultura.